Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Nuevos apartados:

Al servicio de este pueblo.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el diario Avui, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979, traducidos al castellano.

Diario de un senador.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el rotativo Mundo Diario, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979.

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Capítulo 9. Mercometría y mercología. Ensayo sobre moneda, mercado y sociedad. Índice. Ensayo sobre moneda, mercado y sociedad. Capítulo 10. La sociedad total y su composición. Ensayo sobre moneda, mercado y sociedad.

III parte. Fundamentos de un nuevo orden social libertario.

Introducción.

  1. El instrumento mas adecuado.
  2. Inspiración ética.
  3. Estructura de la Tercera Parte.

A partir de la reforma monetaria que hemos propuesto en la Primera Parte, pueden establecerse las bases de un nuevo orden social, qualitativamente diferente del actual.

Las posibilidades inmediatas, tratadas en la Segunda Parte, si bien son aportaciones de gran interés, no cambian en lo esencial los grandes rasgos de la civilización actual: únicamente le proporcionamos un instrumento de claridad, transparencia e información dentro del orden vigente.

Pero nosotros queremos ir mas allá y ofrecer una alternativa, válida, práctica y concreta, a los problemas mas urgentes con los que se enfrenta la sociedad, problemas que no encuentran solución en ninguno de los dos modelos antisociales vigentes: el modelo capitalista y el comunista (ambos, con todas sus variantes).

1. El instrumento mas adecuado.

Todas las ideologías actuales y especialmente las dominantes en uno y otro mundo (capitalismo y marxismo), están completamente anquilosadas, ancladas en el pasado siglo.

Las realidades sociales y técnicas han evolucionado mucho desde el siglo pasado, pero estas ideologías no han sabido adaptarse a esta mutación y ahora están desfasadas y son incapaces de dar soluciones adecuadas a los problemas mas vivos y mas graves de nuestra civilización.

Nosotros no queremos inventar una nueva ideología capaz de dar respuestas a todos los problemas sociales, sino que preferimos atacar directamente, uno a uno, cada uno de estos problemas y darles soluciones prácticas y concretas. Y a fin de que estas soluciones resulten factibles y eficaces, contamos con un instrumento privilegiado: la factura-cheque pro-telemática.

Efectivamente, la implantación de la factura-cheque pro-telemática como único instrumento monetario legal y la centralización contable de la red monetaria telemática a efectos estadísticos y analíticos, crean un mercado y una sociedad omnidocumentadas en el aspecto monetario, que llamamos mercado (monetario) claro y sociedad (monetaria) transparente. Mercado claro y sociedad transparente significan que:

  1. Cada problema particular podrá ser objetivamente y exactamente conocido, como mínimo en sus dimensiones monetarias;
  2. A partir de este conocimiento, se podrán buscar las soluciones mas prácticas y eficaces y en especial las soluciones monetarias mas adecuadas;
  3. A través de la información monetaria continuada, se podrá ir controlando la eficacia de las soluciones practicadas;
  4. Finalmente, las responsabilidades de cualquier acción monetaria estarán siempre bien establecidas.

En el marco de la reforma monetaria propuesta, es posible el empezar a crear nuevas estructuras sociales, nuevas formas de organización social favorecedoras y protectoras de las libertades concretas de cada persona: esto es, libertarias.

2. Inspiración ética.

Hemos hablado de dar soluciones concretas, prescindiendo de cualquier ideología. Sin embargo, las soluciones a problemas sociales, por mucho que estén fundamentadas en un conocimiento objetivo y preciso de la realidad, nunca pueden ser absolutamente neutras; cualquier planteamiento, propuesta o proyecto social participa siempre, mas o menos, de ideas, concepciones, intenciones... que no son «científicas», muy íntimas, personales, subjetivas, ya se trate de intereses individuales, de grupo, de clase... ya se trate de ideales éticos al servicio de toda la humanidad.

También las soluciones concretas que presentaremos en esta Tercera Parte participan de un trasfondo de este tipo y no queremos, de ninguna manera, esconderlo, sino al contrario, queremos declarar bien abiertamente cuales son los ideales que nos inspiran para así, que nadie se llame a engaño.

Nuestro ideal, el hilo conductor de nuestras propuestas, es la consecución de las máximas y mejores libertades concretas para todo el mundo. No hablamos de La Libertad, porque de ideal ético-concreto que es, se la ha convertido en un mito abstracto que todos defienden, pero que nadie intenta llevar a la práctica. Hablamos en cambio de libertades concretas, fenoménicas, prácticas, posibles en función del nivel de desarrollo técnico alcanzado.

Por ejemplo, si el progreso técnico actual posibilita el producir con mucha menos mano de obra, deberíamos gozar todos de la libertad de trabajar únicamente 20 horas semanales; y así en multitud de casos.

Una sociedad que protege todas las libertades concretas, ya conseguidas y que promociona y favorece la obtención de nuevas libertades concretas tecnológicamente posibles, es una sociedad libertaria: de cara a ella están dirigidas todas las propuestas que haremos a continuación.

Las libertades concretas se han de obtener en todos los ámbitos de la vida del hombre, pero hay dos campos, muy importantes, en los cuales hay que crear, prioritariamente, nuevas estructuras libertarias: la vida política y la vida utilitaria.

a. Política. La política es la disciplina que cada comunidad geopolítica se impone a si misma, en favor de si misma. Consiste en una doble acción: en primer lugar, el mando (o arquía) libre y responsable de un monarca elegido democráticamente; en segundo lugar, la obediencia, también libre y responsable, de los electores. Tanto el mando como la obediencia se realizan por propio convencimiento ético e interés vital.

Si la política se constituye como un desarrollo espontáneo y expansivo, naturalmente bello y bueno, como estrategia comunitaria beneficiosa para todos los miembros de la comunidad geopolítica, en este caso tenemos una autopolítica.

Si, contrariamente, la política se vuelve un desarrollo arbitrario y forzado, una estrategia individualista, oligopolísta o clasista en beneficio propio mediante la explotación de los demás, entonces tenemos una antipolítica.

Las antipolíticas son todas antilibertarias, porque en ellas la libertad y la responsabilidad inherentes a toda política -tanto por parte del que manda como por parte del que obedece- se han transformado en poder irresponsable de unas personas sobre otras; el poder sobre las personas es la negación misma de la libertad.

Un objetivo prioritario será, pues, la construcción de estructuras autopolíticas libertarias, encaminadas a obtener una total desaparición de cualquier clase de poder sobre las personas.

b. Vida utilitaria. La vida utilitaria es la dedicada a resolver las necesidades materiales del hombre. Libertades concretas, en este campo son:

  1. Con respecto a la producción de bienes utilitarios, libertad de las empresas y libertad de los colaboradores de las empresas;
  2. Con respecto al consumo de bienes utilitarios, subvención asegurada de las necesidades mínimas de cada persona.

Encontrar soluciones al primer punto, es cosa que puede obtenerse bastante fácilmente a base de una legislación inteligente, que proteja las diferentes libertades posibles en el mercado.

El segundo caso es, un problema específicamente dinerario: libertades concretas en el consumo significa, previamente, disponer del dinero necesario para consumir. Las condiciones tecnológicas de producción, permiten, en la actualidad, el dar esta libertad a todos los ciudadanos de una comunidad geopolítica. Hay que buscar, pues, prioritariamente, los mecanismos concretos, las estructuras concretas que lleven al nacimiento de una solidaridad total a nivel geopolítico: una solidaridad que no niegue las libertades natural y vitalmente egoístas de los productores utilitarios, sino que los aproveche para obtener una ósmosi dineraria permanente entre todos los estamentos sociales.

La finalidad última es conseguir la desaparición de cualquier tipo de miseria material y de marginación social por razón de dinero.

3. Estructura de la Tercera Parte.

Con la intención, pues, de proponer soluciones concretas y eficaces a los problemas mas urgentes de nuestros días, mediante el establecimiento de estructuras sociales libertarias, trataremos los siguientes temas:

Primeramente, haremos unas consideraciones y definiciones previas a fin de que sea comprensible todo lo que seguirá después (capítulo 10).

En el capítulo 11 trataremos de las estructuras autopolíticas libertarias destinadas a hacer desaparecer todo poder sobre las personas.

En los capítulos 12 y 13 expondremos las medidas instrumentales básicas del nuevo orden libertario: la legislación monetaria (capítulo 12) y la imperialización de toda la información analítica y estadística obtenida a través de la red monetaria telemática.

En el capítulo 14 trataremos de los mecanismos de omnisolidaridad social destinados a hacer desaparecer toda miseria y marginación social por razón del dinero.

Los capítulos siguientes, los dedicaremos a la leyes mínimas que habrán de proteger las libertades concretas en los diferentes ámbitos sociales: en la sociedad utilitaria-productiva (capítulo 15); en la sociedad liberal (capítulo 16); y en la sociedad utilitaria-consumidora (capítulo 17).

Finalmente en el capítulo 18, intentaremos indicar como todas las estructuras propuestas hasta aquí, pueden constituir la base propicia para la realización de ideales y aspiraciones sociales de alcance mucho mas amplios.

Capítulo 9. Mercometría y mercología. Ensayo sobre moneda, mercado y sociedad. Índice. Ensayo sobre moneda, mercado y sociedad. Capítulo 10. La sociedad total y su composición. Ensayo sobre moneda, mercado y sociedad.

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto