Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Nuevos apartados:

Al servicio de este pueblo.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el diario Avui, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las Cortes Constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979, traducidos al castellano.

Diario de un senador.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el rotativo Mundo Diario, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las Cortes Constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979.

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Las diecisiete huelgas de hambre de Gandhi.

Vilaweb. Logotipo.Vilaweb. Lunes, 3 de Diciembre del 2018.

Mundo. Asia-pacífico.

Las diecisiete huelgas de hambre de Gandhi.

El dirigente del movimiento de independencia indio hizo numerosos ayunos que el gobierno colonial intentó censurar en la prensa repetidamente.

Mahatma Gandhi leyendo al lado de su máquina de tejer.

Por: Redacción.
3-12-2018, 21h50.

Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull i Joaquim Forn han empezado una huelga de hambre para denunciar que el Tribunal Constitucional español obstruye la resolución de los recursos, de forma que impide el acceso al Tribunal Europeo de los Derechos Humanos. Los presos no han marcado ninguna fecha de acabado de la huelga. Entre los precedentes históricos de este método de lucha no-violenta hay casos de huelgas de hambre indefinidas, como por ejemplo la de Bobby Sands y nueve republicanos irlandeses más, pero también de huelgas repetidas de duraciones diversas. Es el caso de Mohandas Karamchand Gandhi, el dirigente del movimiento de independencia indio. Llegó a hacer diecisiete, de huelgas de hambre, para luchar contra el dominio del imperio británico sobre su país.

El movimiento de independencia de India empezó con varias revoluciones en 1857 y se acabó en 1947, cuando se consiguió la independencia después de numerosas protestas históricas. Una vez lograda, Gandhi luchó también por los principales objetivos que tenía en aquel momento el país y que todavía son vigentes: erradicar la tradición de las castas –un sistema de estratificación social que divide los ciudadanos en varios grupos– y pacificar las relaciones entre musulmanes e hindúes.

Durante los años de lucha, la gran aportación de Gandhi fue aquello que denominó satyagraha1, es decir, la desobediencia civil no violenta. Más allá de una resistencia pasiva, entendía la no-violencia como una manera de hacer resistencia civil que tenía que ser ética y constructiva, no tan solo una manera de desobedecer para ir contra algo. Además de las huelgas de hambre, se destacan iniciativas como la Marcha de la Sal, que puso fin al monopolio británico de la producción de sal.

Las primeras huelgas, en la prisión.

La primera huelga la empezó en Julio del 1913 y duró siete días. Fue en Phoenix, Suráfrica, durante su estancia en la prisión. La segunda también fue en la prisión, en Abril del 1914, y esta vez duró catorce días. Después de luchar durante años contra las leyes que discriminaban los indios en este país, impulsó una protesta para desafiar sin violencia una ley promulgada por el gobierno de la colonia del Transvaal que obligaba a registrar a las poblaciones indias y chinas del territorio. Invitó a la población a desobedecer esta legislación y esto hizo que muchos indios se negaran a registrarse o quemaran sus tarjetas de registro. A raíz de este desafío, él y miles de indios fueron encarcelados y algunos incluso fusilados. La denuncia exterior de estos métodos represivos acabó forzando las autoridades a negociar una solución con Gandhi.

La tercera huelga de hambre, ya en la India, duró tres días. La hizo en Ahmedabad en Marzo de 1918. Un grupo de trabajadores textiles quería reivindicar una mejora de las condiciones laborales y él les aconsejó de dejar de trabajar como sistema de protesta. Muchos no pudieron mantener esta huelga y Gandhi dijo que ayunaría hasta que no se llegara a un acuerdo, cosa que consiguió.

Los ayunos contra la violencia.

Un año después hizo una huelga, también de tres días, contra el intento de descarrilar un tren a Nadiad. Se considera que este fue su primer ayuno contra la violencia. El Noviembre de 1921 hizo el segundo ayuno contra la violencia, que duró cuatro días. En Febrero del año siguiente, hizo otro, esta vez de cinco días, para expiar su culpa a raíz del llamado incidente de Chauri Chaura. El Partido del Congreso Nacional Indio, al cual pertenecía, impulsó protestas en contra de medidas como por ejemplo la ley Rowlatt, una serie de medidas represivas que pretendían controlar la prensa y los movimientos disidentes. En una de estas protestas, dos mil quinientos manifestantes emprendieron una marcha hasta el mercado de Chauri Chaura. La policía disparó al aire y los manifestantes reaccionaron echando piedras a los agentes. Como reacción, los agentes empezaron a disparar a manifestantes y mataron a tres. Para vengarse, los manifestantes incendiaron la estación de policía y causaron la muerte de veintitrés agentes. Ciento setenta y dos personas fueron condenadas a la horca por estos hechos. Gandhi consideró que no había insistido bastante en la importancia de la no-violencia y por eso decidió de hacer penitencia.

Las huelgas de hambre por la unidad hindú-musulmana.

En Septiembre de 1924 hizo el primer ayuno por la unidad hindú-musulmana y uno de los más largos, de veintiún días. Lo acabó escuchando versos del Corán y del Bhagavad Gita, los textos sagrados de musulmanes e hindúes. Esto fue después del primer movimiento de no-cooperación, una fase significativa del movimiento de independencia con medidas que implicaban rehusar de comprar productos británicos para fomentar la compra a los artesanos locales, que se habían encontrado empobrecidos por el dominio colonial.

Los ayunos contra la intocabilidad.

En Noviembre de 1925, otra vez en la prisión, hizo un ayuno de siete días. En Septiembre de 1932 hizo el primer ayuno contra la intocabilitat; es decir, contra el sistema de castas que marginaba a los «dalits» o intocables, considerados impuros. Concretamente, quiso protestar contra la ley electoral inglesa en la India, que segregaba esta casta. Durante la huelga, el gobierno británico impidió que la prensa publicara fotografías de su cuerpo, afectado por el ayuno. Consiguió que los ingleses anularan las cláusulas que limitaban las libertades civiles de los ciudadanos indios no británicos. Después de esta victoria, pronunció una de sus frases más populares: «Me considero un soldado: un soldado de la paz.» En Diciembre, volvió a hacer un ayuno de un día por esta cuestión y en Mayo de 1933 volvió a hacer una huelga larga, de veintiún día, para pedir una mejora de las condiciones de vida de esta casta. En agosto, repitió el ayuno por el mismo motivo, esta vez de siete días. Finalmente fue liberado por cuestiones de salud.

Justo un año después, hizo otra huelga de siete días contra la violencia y otra de tres días en Marzo de 1939. Pero la más conocida llegó en 1943, después de haber vuelto a ser encarcelado. Las relaciones entre el gobierno colonial y el movimiento nacional indio eran muy tensas, a raíz de la Segunda Guerra Mundial y la inclusión unilateral de India en el conflicto. Gandhi consideraba que, a pesar de que los británicos luchaban contra el fascismo, aquella lucha no era válida si reprimían a la vez la libertad de su país. Así pues, reforzó las reivindicaciones independentistas de la India, cosa que se tradujo en más represión, hasta llegar a ser encarcelado.

Ya declarada la independencia, hizo todavía dos huelgas más para reivindicar, nuevamente, la unidad hindú-musulmana. La primera, en Septiembre de 1947, duró cuatro días y la segunda, en Enero de 1948, duró seis y la acabó doce días antes de ser asesinado. Esta última huelga ayudó a que los líderes políticos dialogaran para diseñar un plan para la restauración la normalidad del país después de ochenta y nueve años de dominio británico. Esta vez, la prensa británica sí que se hizo eco de la huelga. Pero el gobierno colonial se afanó en esconder repetidamente el resto de huelgas de hambre. El método de Gandhi consiguió presionar las autoridades británicas, que podían ser cuestionadas internacionalmente no únicamente por el deterioro de la salud del líder, sino también por el riesgo que hubiera muerto bajo su custodia penitenciaria.

Enlace del artículo original en catalán:

https://www.vilaweb.cat/noticies/les-disset-vagues-de-fam-de-gandhi/

Nota:

1Una traducción más precisa y ajustada de satyagraha es La fuerza de la verdad.


Enlaces relacionados:

38 ideas fuerza para avanzar en una estrategia civil noviolenta que haga frente a usurpaciones de las instituciones o golpes de estado y a agresiones exteriores o ocupaciones territoriales. Gene Sharp.

La revuelta pacífica (1). Entender la estrategia de la no violencia. Eduard Peris y Xavier Carmaniu.

La revuelta pacífica (2). Gandhi y la perseverancia de la no violencia. Eduard Peris y Xavier Carmaniu.

La revuelta pacífica (3). Serbia: Doce jóvenes tumban la dictadura de Milosevic. Eduard Peris y Xavier Carmaniu.

La revuelta pacífica (4). Solidaridad: las mujeres invisibles de la resistencia no violenta polaca. Eduard Peris y Xavier Carmaniu.

La revuelta pacífica (y 5). ¿Qué se esconde detrás la historia de Rosa Parks? Eduard Peris y Xavier Carmaniu.

La revuelta pacífica. El hombre que tumbaba dictaduras con libros: Gene Sharp (1928-2018). Eduard Peris.

Pepe Beúnza: «Cuando quieres cambiar una sociedad injusta y violenta debes asumir riesgos y uno de ellos es la cárcel». Surtdecasa.cat.

Porqué hay que llevar un lazo amarillo. Pepe Beúnza.

Las múltiples caras de «nuestra sal». Lluís Planas Herrero.

Comentarios sobre el 1-O. Pepe Beúnza.

Pepe Beúnza: «Si no fuera por la desobediencia civil, todavía estaríamos en las cavernas».

Carta a un policia armado. Lluís Maria Xirinacs.

Acto de recuerdo del legado de Xirinacs en el barrio barcelonés de la Sagrada Familia.

Bruselas «si el Estado impide el 1-O».

Vaga de fam per Catalunya. Diari de vint-i-un dies (Huelga de hambre por Cataluña. Diario de veintiún días). Lluís Maria Xirinacs (pdf, en catalán).

L'espectacle obsessiu. Diari de presó-I/1974 (El espectáculo obsesivo. Diario de prisión-I/1974). Lluís Maria Xirinacs (pdf, en catalán).

Entro en el gran buit. Diari de presó-II/1975 (Entro en el gran vacío. Diario de prisión-II/1975). Lluís Maria Xirinacs (pdf, en catalán).

La no-violència en la pau i en la guerra (La no-violencia en la paz y en la guerra). Mohandas Karamchand Gandhi (pdf, en catalán). Introducción: Lluís Maria Xirinacs (en castellano).

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto