Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Derecho a nuestra historia.

El Punt Avui. Logotipo.El Punt Avui+. Domingo, 30 de Abril del 2017. Página 4.

Opinión. Punto de vista. Tribuna.

Derecho a nuestra historia.
Sebastián Sardiné i Torrentallé. Abogado-fiscalista; investigador histórico y escritor.

«Nuestra historia nos la han reescrito, tergiversado, borrado, manipulado y escondido».

Sebastià Sardiné Torrentallé.Una nación se conforma, dentro de un territorio concreto, sobre la base de años de evolución social, cultural, lingüística y económica, con estructuras de estado propias y autogobierno. Griegos y romanos influyeron en nuestra forma de ser, hacer y cultura. Éramos carolingios. Nos defendimos de sarracenos formando condados y nación, desarrollando lengua propia, usos, costumbres, usatges y constituciones, con Cortes/Parlamento propios, las primeras del mundo, autogestionándonos como nación y estado, a ambos lados de los Pirineos y por la Mediterráneo, con Consulados de Mar por todas partes. Hubo conflicto de intereses e ideológicos entre la forma de ser, hacer y pensar de Castilla y la de Cataluña. También, en lo relativo al derecho público catalán, basado en la costumbre y el pactismo, en Cortes, y el castellano, donde imperaba, «que es la ley, lo que manda el rey».

Cuando Cataluña compartió reyes foráneos, éstos empezaron a decidir contra nosotros. Así, el tratado de los Pirineos (1659); Rijswijk (1697); con alevosía, Utrecht (1711 hasta 1713). Nace el Caso de los Catalanes. Tratado de Londres (1718 en contravenir España el tratado de Utrecht). Hasta hoy. De nada sirvieron los Memoriales de Greuges, ni la Mancomunidad, ni repúblicas federalistas y unionistas, ni la Apelación en las Naciones Unidas (1945). Nuestra historia nos la han reescrito, tergiversado, borrado, manipulado y escondido en todos los planes de enseñanza y desde cátedras oficiales, con excepciones.

Desde la sentencia del Tribunal Constitucional de 2010 contra el Estatuto catalán, los catalanes hemos tomado conciencia de que somos los titulares de la soberanía nacional, con apoderamiento democrático para ejercer el derecho a la autodeterminación y, dentro de este derecho, el derecho a conocer la propia historia, la nuestra, la de todos, no como la escribieron los vencedores, sino tal como la historia fue, para bien y para mal.

Libro con lupa.Siendo así, es necesario que alguien patrocine un movimiento transversal para exigir que, dentro de todas las constituciones del mundo, sea reconocido como derecho fundamental, el derecho a conocer la propia historia, la individual, la familiar, la colectiva. Objetivo: recuperar de márgenes y fosas comunes los huesos de los familiares ejecutados en indecentes procesos sumarísimos. Del Valle de los Caídos, los cuerpos secuestrados impunemente de nuestros cementerios. También, quien lo pida, los de los exiliados y represaliados en la guerra de Sucesión (1714-1725) o la Guerra Civil (1936-1939), con derecho a recuperar sus historias, documentos y bienes. Derecho colectivo de toda nación a conocer y sernos enseñada en escuelas y universidades, nuestra propia historia (no la historia «oficial», oficiosa y manipulada) que, por acción y omisión, nos ha sido mal enseñada o escondida, hasta ahora.

Enlace del artículo original en catalán:

http://www.elpuntavui.cat/opinio/article/8-articles/1129646-dret-a-la-nostra-historia.html


Enlaces relacionados:

Por una sana memoria histórica. Dolors Marin Tuyà.

Agnotología. Dolors Marin Tuyà.

Cristòfor Colom y el respeto al conocimiento. Jordi Bilbeny.

Cristòfor Colom y el respeto a los indios. Jordi Bilbeny.

Luís Ulloa o el historiador total. Jordi Bilbeny.

Jordi Bilbeny: «El único castellano que Cervantes quiso que pasara como icono mundial es un loco».

Imaginemos la Península Ibérica ocupada por los franceses.

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto