Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Nuevos apartados:

Al servicio de este pueblo.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el diario Avui, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979, traducidos al castellano.

Diario de un senador.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el rotativo Mundo Diario, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979.

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Judit Casas (Som Energia): «No acumulamos beneficios porque no tenemos que pagar grandes sueldos a ex-políticos que hacen de consejeros».

Vilaweb. Logotipo.Vilaweb. Domingo, 7 de enero del 2018. Sociedad. Ecología.

Judit Casas (Som Energia): «No acumulamos beneficios porque no tenemos que pagar grandes sueldos a ex-políticos que hacen de consejeros».

Para conocer un poco mejor esta cooperativa de energías renovables hablamos con Judit Casas, miembro del equipo técnico.

Judit Casas (Som Energia).
Judit Casas (Som Energia).

Por: Redacción.
7-1-2018, 22h.

Hacer frente a Endesa, Gas Natural o Iberdrola puede parecer una locura. Y tiene un nombre, se llama Som Energia (Somos Energía). Esta cooperativa sin ánimo de lucro de energías renovables nació en 2011 para abrir una vía alternativa al consumo eléctrico basado en el combustible fósil. El boca a oreja les va a favor y la creciente sensibilidad por los proyectos netamente éticos les ha hecho crecer. Con sólo siete años de vida ya dan cobertura eléctrica a sesenta mil familias y tienen veinte mil socios. Para conocer un poco más, hablamos con Judit Casas, miembro del equipo técnico de la cooperativa.

–¿Qué es Som Energia?–

–Som Energía es una cooperativa de energía renovable dedicada a la producción y la generación de energías renovables. Lo que pretende la cooperativa es trabajar por un nuevo modelo energético, que sea cien por cien renovable, que todo esté en manos de la ciudadanía y que sea un modelo de empresa participado de la gente que la forma. Nos imaginamos a los accionistas de una gran empresa, sólo tienen dinero puesto. Sí que toman decisiones en las asambleas, pero son puntuales y no participan de la actividad.–

–Entonces, a efectos prácticos, una persona que se quiera hacer socia de la cooperativa, ¿qué le aporta?–

–Pues que si se hace socio está apoyando este avanzar hacia un nuevo modelo energético apoyando una empresa que garantiza que la energía que le llegará a casa, se ha obtenido a partir de fuentes renovables. Además, la cooperativa pone en marcha nuevos proyectos de regeneración renovable que son financiados por los mismos socios. Hasta ahora, no hemos pedido ningún préstamo al banco, lo que nos da independencia y flexibilidad en los proyectos que queremos impulsar.–

–Es decir, tiene una vertiente moral y ética, y una de práctica.–

–Exactamente, en lugar de tener tu proveedor, como puede ser Endesa o Gas Natural, que se limitan a pasarte la factura y listos, aquí eres parte de la empresa y puedes implicarte en las decisiones y en el actividad, en la medida que cada uno crea conveniente.–

–¿De dónde se obtiene la energía? La producís vosotros a partir de sus instalaciones o la compráis a otras empresas productoras?–

–Intento explicarlo de forma gráfica porque es complejo. Las comercializadoras, como nosotros, podemos ir al mercado energético y comprar energía. Hay que imaginar que el mercado es una piscina y que yo soy un productor renovable. Tengo un cubo de agua con lo transporto mi energía y la vuelco en la piscina. Pero ¿qué pasa? Pues que las nucleares y todas las tecnologías, sean sucias o limpias, hacen lo mismo y todas vuelcan la energía en una misma piscina. Y luego llegamos las empresas comercializadoras como nosotros, pero nos encontramos que la energía está toda mezclada. ¿Como podemos decir que toda la energía que llega a nuestros socios proviene de fuentes renovables? Pues a partir del segundo flujo de energía. Es lo que se llama certificado de origen renovable. Nosotros como comercializadoras llamamos a la puerta de las pequeñas productoras de energías renovables para hacer un convenio con ellas.–

–Es decir, por un lado compráis energía a productoras que acreditan que hacen energía renovable, y por otro, la producís con sus instalaciones.–

–Exacto. Donde no llegamos, porque la incorporación de nuevos proyectos es mucho más pequeña que la incorporación de nuevos socios, y por tanto la demanda es mucho mayor que la oferta, tenemos convenios con otros pequeños productores para poder asegurar que la energía que distribuimos es cien por ciento renovable. Es decir, siempre fuera de aquella piscina sucia que contaba antes. De hecho, en la factura, se puede ver de dónde sacamos toda la energía. Con todo ello, lo que conseguimos es una visibilización de la demanda de energía verde. Pensamos que cuanto más personas hagan esta demanda, esto irá echando a las tecnologías más sucias. Es nuestra fuerza como consumidores, el hecho de pedir un producto u otro. Al final, queremos ser actores del cambio energético.–

–Vosotros nacísteis en 2011. ¿Qué dimensión tenéis?–

–Ahora mismo tenemos más de sesenta mil contratos y más de cuarenta mil socios. Y hemos invertido unos ocho millones de euros en proyectos a través de las personas socias.–

–Hay una sensibilidad creciente que apuesta por proyectos éticos, como es el caso de la banca, la telefonía o el consumo energético. ¿También la notáis?–

–Por supuesto. Y lo recibimos con los brazos abiertos. Se debe hacer pedagogía para que salgamos de la dinámica que nos lo dan todo hecho. Debemos implicarnos como consumidores en el seno de la empresa de la que formamos parte. Creemos que sólo los consumidores informados pueden tomar decisiones de forma consciente. Por eso hacemos mucha pedagogía. Por ejemplo, para poder bajar la factura eléctrica, debemos implicarnos en conocer en cuáles son nuestros consumos, como se puede reducir, como ajustar la factura a través de la potencia contratada... Todo este conocimiento recae en una mayor conciencia de las personas que forman parte de la cooperativa.–

–Mientras a partir del 1 de enero el precio de la electricidad ha subido, vosotros bajáis los precios. ¿Como lo hacéis?–

–Parece contradictorio que las empresas de suministros privatizadas por la administración aumenten las tarifas con el nuevo año, como bien dices, y que una cooperativa como nosotros con poco de sesenta mil contratos, pueda bajarlas. Esto se debe a que la política de precios en nuestras tarifas se decide y aprueba en la asamblea de socios. Todas ellos tienen voz y voto. La asamblea tiene como objetivo dotarse de un precio justo y transparente. Esto es lo que nos interesa. Entonces, en el año 2014, la asamblea aprueba un mecanismo para poder calcular cuál es esta tarifa justa y transparente, y poder actuar si hay desviaciones.–

–¿Y como lo calculáis? Porque entiendo que vosotros también debe tener un beneficio.–

–Pues este mecanismo prevé que el margen comercial que tendrá la cooperativa, que es lo que nos permite continuar con nuestra actividad, esté comprendido entre el 2 y el 6%. En base a estos porcentajes establecemos la tarifa anual para todos los contratos y si las previsiones se desvían por encima o por debajo de este porcentaje, el consejo rector podrá modificar las tarifas para adaptarnos. Y eso es lo que ha pasado en enero. Nuestras previsiones mostraban que si manteníamos las tarifas, habría una desviación por encima del 6%, y como no nos interesa acumular capital, el consejo rector aprobó de reducir los precios para ajustar los resultados a lo que consideramos justo y adecuado.–

–Mucha gente prioriza si paga más o menos a fin de mes. En su caso, ¿el consumidor paga menos que en una empresa suministradora cualquiera, o justamente se paga más porque participa de un proyecto que sólo utiliza energía renovable?–

–Claro, justamente cuando hablamos de precios justos, que para nosotros se sitúa entre el 2 y el 6% de beneficio, insistimos que este porcentaje es el que nos permite mantener la actividad. No acumulamos porque no tenemos que pagar grandes sueldos a ex-políticos que hacen de consejeros, ni tenemos accionistas que están ávidos de beneficios económicos. Esta parte no la tenemos y sólo tenemos que cubrir los gastos y mantener la actividad. Para que la actividad sea el medio para conseguir el fin que queremos, que es la transición energética. Por tanto, el precio justo es aquel en el que podemos decir que el usuario no está pagando de más por la energía. Claro, en el mercado regulado el precio es variable y hay meses que cuando hay mucha producción renovable, el precio de la energía baja, y en ese momento nosotros somos un poco más caros que este mercado. ¿Por qué? Pues porque ellos tienen un precio variable cada mes. Nosotros tenemos un precio anual.–

–¿No lo variais cada mes?–

–No. Como la asamblea aprueba la tarifa anual, el precio es el mismo cada mes. Pero te pongo otra situación. Si no hay viento, no llueve y hace poco sol, pues esto obliga a generar energía a partir de combustible fósil y por tanto, el precio del mercado regulado se dispara, y en cambio nosotros, somos más económicos. A final, esta previsión anual que hacemos del 2 al 6%, es para absorber estas desviaciones que sabemos que se irán produciendo a lo largo del año.–

–¿Qué aspiración tenéis?–

–Al final, el objetivo actual es ser un actor más en la transición energética. Actualmente estamos en todo el estado español y llegamos a todo el territorio, excepto en Ceuta y Melilla. Pero la problemática energética no se circunscribe a un país, sino que es mundial. Entonces, establecemos sinergias con otras cooperativas de toda Europa porque compartimos el objetivo por el que trabajamos, que es abandonar los combustibles fósiles.–

–Al final, usted es un pez dentro de un acuario donde hay empresas gigantescas. ¿Hasta donde llega vuestro poder?–

–Es complicado de decir. Sólo te haré una comparación: Som Energia tiene sesenta mil contratos y Endesa diez millones. Y sólo estoy hablando de la comercializadora. Pensamos que la distribución, que es toda la red eléctrica, había sido estatal y la pagaron nuestros padres y abuelos, hasta que se privatizó. Se está retribuyendo a una empresa privada por lo que llamamos los peajes de acceso, cuando habían sido públicos. Quizás nosotros nos imaginamos una red pública, como los procesos de remunicipalización en el sistema de suministro de agua que se están haciendo en algunos municipios de Cataluña. Nos imaginamos procesos como estos, pero lo cierto es que es muy complejo. Sí observamos que hay una cierta connivencia entre el estamento político y las empresas eléctricas. Sólo hay que leer según qué BOE, y observar qué declaraciones hacen los políticos antes de la entrada en vigor del BOE para que las palabras sean muy similares.–

Enlace de la entrevista original en catalán:

https://www.vilaweb.cat/noticies/som-energia-no-acumulem-beneficis-perque-no-hem-de-pagar-grans-sous-a-ex-politics-que-fan-de-consellers/


Enlaces relacionados:

Bombillas solidarias.

Consciencia en la empresa. Entrevista a Jordi Griera.

Dos entrevistas a Benito Muros. Sin Obsolescencia Programada (SOP).

Caducidad programada.

Comprar, tirar, comprar.

Histórico discurso de José Mujica en la ONU contra el orden mundial.

Ética en la industria electrónica.

Richard J. Roberts: «El fármaco que cura del todo no es rentable».

Válvula antisísmica de Pier Luigi Ighina (1908-2004) (vídeo).

Movilizaciones ciudadanas en contra de la sustitución de los contadores eléctricos.

Antonio Moreno: «La mayoría de los contadores de luz marcan de más».

Nuestra propia responsabilidad.

Najia Lotfi: «El Corán promueve la economía social». La banca sin interés.

El primer estado de derecho del mundo.

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto