Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Nuevos apartados:

Al servicio de este pueblo.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el diario Avui, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979, traducidos al castellano.

Diario de un senador.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el rotativo Mundo Diario, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979.

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Palmaditas mallorquinas para Cataluña. Índice. Al servicio de este pueblo. Partidos, Estados y naciones. Al servicio de este pueblo.

Al servicio de este pueblo.

Avui. Logotip historic.Avui. Viernes, 13 de enero de 1978. Página 6.

Los comunistas ante la nación catalana.

Ayer hablaba de los comunistas de las Islas Baleares y Pitiusas. De cómo les costaba hacer avanzar una política de Países Catalanes. El cambio de nombre del partido es un primer paso. Pronto se llamará Partido Comunista de las Islas. Pero es poco.

Sin embargo decía que el obstáculo principal consistía en la categoría política que se concede a este país catalán, concreto compuesto de islas. No está atrasado políticamente porque es inmaduro nacionalmente, sino porque está oprimido por la nación grande castellana y porque tiene miedo de ser oprimido por el país grande del Principado dentro de la propia nación. Por la parte que toca a la nación castellana, será necesario que las actuaciones del PCE sean siempre en la línea clara del reconocimiento de la nacionalidad catalana de las Islas, lo que a menudo queda confusa. Por parte del país catalán del Principado, será necesario que las actuaciones del PSUC sean siempre en la línea clara del reconocimiento de la absoluta igualdad de cada país -Valencia, Islas Baleares y Pitiusas, Principado, Cataluña Norte y Andorra- dentro del conjunto nacional de los países Catalanes. Y aun, siguiendo las directrices de Lenin, es necesario que la nación grande castellana y el país grande del Principado de Cataluña practiquen una desigualdad en favor de los países pequeños porque, por la misma naturaleza de las cosas, la grandeza, sin mala voluntad de nadie, siempre oprime su pequeñez. En su parlamento Antoni Gutiérrez se manifestó en un estricto equilibrio de respeto a la igualdad entre los diferentes países de nuestra nación, y decididamente abierto a su federación o vinculación, en contra de las formulaciones de la actual anteproyecto de Constitución, que sólo habla de cooperación entre entidades autonómicas, regulable mediante una ley orgánica.

Antoni Gutiérrez quiere más que cooperación, quiere vinculación, quiere, por tanto, Países Catalanes. Y, por lo menos, es partidario de una Constitución abierta que haga posible las vinculaciones necesarias. También nos consta que Jordi Solé Tura, representante de los comunistas en la ponencia constitucional, se hace con uñas y dientes para arrancar una verdadera potestad de autogobierno para los territorios autonómicos. Otra cosa es que crea él oportuna en este momento una definición de nacionalidad y de región en la Constitución y una división territorial nacional, un mapa de las nacionalidades, que aclare dónde está cada uno. El hecho de que las nacionalidades más definidas, con sus regiones internas también más definidas, son periféricas produciría recelo, sobre todo en la gran nación castellana, acostumbrada a un triste oficio de ser útil y medio de opresión de otros y poco acostumbrada a considerarse nación y menos a respetar autonomías regionales en su interior. Y hay un tiempo para acostumbrar a las masas castellanas a las nuevas ideas, después de un dirigismo desorientador de cuarenta años.

Lluís M. Xirinacs.

Palmaditas mallorquinas para Cataluña. Índice. Al servicio de este pueblo. Partidos, Estados y naciones. Al servicio de este pueblo.

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto