Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Nuevos apartados:

Al servicio de este pueblo.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el diario Avui, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979, traducidos al castellano.

Diario de un senador.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el rotativo Mundo Diario, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979.

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Misión en Winterthur. Índice. Al servicio de este pueblo. El hombre del saco. Al servicio de este pueblo.

Al servicio de este pueblo.

Avui. Logotip historic.Avui. Domingo, 7 de enero de 1979. Página 5.

Reconstrucción nacional.

Reconstrucción del ferrocarril en la postguerra en Alemania.Acabo de llegar de Suiza. Las últimas horas en aquel país las he pasado en compañía de la familia Grau. Josep Grau es el corresponsal en Suiza del diario AVUI. También es el secretario general de Casa Nostra, institución que reúne a los catalanes residentes en Suiza. Quiere volver a Cataluña. Hace muchos años que está en el país de los Alpes. Se ha acostumbrado. Tiene miedo de esta tierra nuestra. Las veces que la ha visitado ha encontrado demasiadas cosas desagradables. Teme quemarse. Teme no resistir el desorden que se observa en tantas cosas nuestras. Me recomienda con las últimas palabras que me dirigió: «Procure ir arreglando cosas. Aunque sean pequeñas. Aquellas cosas que afectan al hombre sencillo de la calle. Que se vea un cambio. La suciedad de la calle. Los servicios de la Seguridad Social. La puntualidad».

La impresión que tiene un hombre habituado a vivir en Suiza es que esto de aquí es un desastre. Y, aparte de impresiones, aparte de que, por desgracia, nuestra gente se ha acostumbrado al desastre y ya no se da cuenta, yo, sin vivir en Suiza, siempre he pensado y he dicho que salimos de una guerra y hace falta un esfuerzo de todos de reconstrucción nacional. Cuando se sale de una guerra larga y destructora, es necesario reunir todas las fuerzas del país para reconstruirlo. Es triste que la guerra haya sido tan larga que la destrucción ya se nos haga natural.

No soy exagerado. Después de una guerra civil de tres años han venido cuarenta años de saqueo y depredación. Unos pocos desaprensivos con nombres que se han convertido ilustres, algunos de ellos bien catalanes, algunos de ellos que ahora se llaman nacionalistas, se han enriquecido a costa del pueblo, aprovechando la ventaja de la corrupción, de la ausencia de sindicatos, de la ausencia de oposición. El desarrollo económico español ha sido caótico, irracional, profundamente injusto, explotador de las clases populares, contaminador, imprevisor. Ahora vienen todas las facturas. Ahora se descubren los déficits, los saldos negativos, las corrupciones, los desfalcos, las fugas de capital, las equivocaciones irreversibles.

País devastado. Desastre nacional.

Y sin tener conciencia. Cada grupito continúa haciendo su guerra, buscando situarse bien, de obtener una posición ventajosa. Se continúa manipulando al ciudadano sufrido, atontado, el inmigrante de segunda clase que no llegó a Cataluña en el carro de los vencedores o por la vía privilegiada del cargo elevado.

Cataluña: en esta nueva aurora, después de este largo túnel de destrucción de tu patrimonio, ¡despierta! Vuela por encima de tus pequeñeces. Piensa en todos tus hijos, en todos los que trabajan y viven en Cataluña y la quieren como patria suya de nacimiento o de adopción. Elévate por encima de la vida sórdida de sótano estrecho, al que fueras condenada tanto tiempo.

Hoy todavía tienes la oportunidad de superar un raquitismo que amenaza con convertirse en crónico.

Lluís M. Xirinacs.

Misión en Winterthur. Índice. Al servicio de este pueblo. El hombre del saco. Al servicio de este pueblo.

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto