Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Nuevos apartados:

Al servicio de este pueblo.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el diario Avui, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979, traducidos al castellano.

Diario de un senador.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el rotativo Mundo Diario, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979.

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Las dudas de Suárez. Índice. Al servicio de este pueblo. Santa Coloma de Queralt, capital de las comarcas. Al servicio de este pueblo.

Al servicio de este pueblo.

Avui. Logotip historic.Avui. Miércoles, 13 de diciembre de 1978. Página 5.

Las zonas del territorio de Cataluña.

Centro Excursionista. Comarca del Bages.Las comarcas catalanas son una realidad social de origen geográfico y económico con un gran arraigo. Otra geografía u otra economía quizás daría unas comunidades territoriales diferentes. En casa nuestra tenemos éstas. Nunca han sido institucionalizadas. Nunca han disfrutado, por ejemplo, de una diputación comarcal, de una planificación comarcal. Muy diferente del caso de los municipios, siempre presididos por la Casa de la Villa con su alcalde y sus concejales.

La Generalitat de los años treinta dejó sobre el papel unas disposiciones legales de institucionalización, después de un estudio, que no llegó nunca a convertirse en realidad. Y, sin embargo, las comarcas son muy vivas. Tienen, es cierto, algunos problemas de demarcación. Existen comarcas o subcomarcas, como las que encabeza Banyoles o Santa Coloma de Queralt, como el Lluçanès o el Moianès, que han permanecido despreciadas en la división territorial.

Pero, después de cuarenta años de persecución o desprecio, vuelven a revivir. Los diarios las tienen en cuenta. Surgen todo tipo de actividades e instituciones espontáneas de ámbito comarcal. Surge, poderoso, el comarcalismo delante del acopio que crea la mastodóntica concentración urbana barcelonesa. Y la impericia de algunos de nuestros políticos va convirtiendo el comarcalismo y el anticomarcalisme en una guerra entre catalanes.

Cuando debatimos en el Estatuto el tema de las elecciones al Parlamento del Principado de Catalanya (artículo 31.1) ganó la fórmula del «sistema de representación proporcional que asegure, además, la adecuada representación de todas las zonas del territorio», con el voto en contra de Maria Rúbies y la abstención de Cañellas, López Rodó, ERC, CDC y mía. Treinta y un votos a favor, uno en contra y diez abstenciones.

¿Qué es esto de las zonas? ¿No tenían suficiente socialistas, comunistas y Entesa (excepto M. Rúbies) con el rechazo de la propuesta de UDC-UCC de una segunda cámara de las comarcas? ¿No les bastaba con la victoria del criterio de representación proporcional que da clara supremacía a la gran concentración de población barcelonesa? ¿Por qué ignorar unos mínimos de representación comarcal que enmienda la proporcionalidad estricta de un tanto por ciento mínimo sobre el total de diputados?

Dije todo esto y que el criterio de lucha de clases que considera derechistas las comarcas era absurdo que se llevara hasta ese extremo. También hay un comarcalismo de izquierdas. Y no hay que dividir Cataluña. La famosa Marcha de la libertad fue hecha, con criterios progresistas, en orden a cohesionar el Principado en vísperas de unas consultas electorales. Dije que el criterio de las veguerías servía para fines administrativos, pero no tenía base comunitaria social arraigada para funcionar como demarcaciones electorales. Y que las antiguas veguerías nada tenían que ver con las veguerías de la Generalidad.

Los portavoces socialistas y comunistas se enfadaron mucho. Solé Tura dijo: «Esto es hacer demagogia, esto es intolerable». Mientras hablaba yo incluso Andreu Abelló gesticulaba desde su silla presidencial.

Lluís M. Xirinacs.

Las dudas de Suárez. Índice. Al servicio de este pueblo. Santa Coloma de Queralt, capital de las comarcas. Al servicio de este pueblo.

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto