Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Día de meditación. Índice. Al servicio de este pueblo. Taxistas indignados. Al servicio de este pueblo.

Al servicio de este pueblo.

Avui. Logotip historic.Avui. Miércoles, 6 de diciembre de 1978. Página 6.

Conciencia.

Voto «No».Se ha dicho mucho de que la conciencia es una idea burguesa. Y yo no estaría muy en contra si no se dijera con el tono peyorativo en como se dice.

Hoy unos no irán a votar y otros sí. Y los que voten, unos utilizarán la cabina para esconder el voto y otros lo harán a la vista de todos. Hay que votar en conciencia. Esta es la intención del voto secreto.

Contra la sujeción que sufría el pueblo en los tiempos feudales, las democracias modernas instauraron el gobierno del pueblo. En las decisiones importantes hay que consultar a los ciudadanos. «A cada persona un voto». «Voto» significa «deseo», «voluntad». Lo que cada persona quiere expresar por el voto de todos, voto libre, voto igual, voto directo y voto secreto.

Estamos tan poco acostumbrados, después de cuarenta años de abstinencia, que fácilmente prescindimos de nuestra voluntad o deseo, y votamos por imitación, por miedo, por inercia, sin reflexión, sin una decisión auténticamente nuestra. Somos demasiado poco personas. Muchas mujeres todavía votarán lo que les diga su marido. Mucha gente va a votar lo que quiera quien grite más.

A votar se va solo. Cada uno vota por él. Como la muerte. Y tener personalidad significa, un poco, como haberse muerto. Hace falta, al menos, aflojar los lazos que nos ligan con los otros para ser nosotros mismos. La personalidad tiene un no sé qué de soledad. Es cierto que si uno se aísla demasiado se queda vacío.

En rigor la personalidad se hace en dos tiempos, que se alternan sucesivamente. El tiempo de formar e informar la propia conciencia, a la vez comulgando intensamente con la vida circundante. Y el tiempo de cerrarse para gestar la propia vida original interior, creadora y libre, que se esparce en forma de decisiones.

Una conciencia cerrada, mal informada, es una conciencia burguesa en el mal sentido de la palabra. Pero una conciencia abierta a todas las programaciones exteriores, dócil y dirigida, incapaz de producir decisiones creadoras puede ser una conciencia socialista, también, en el mal sentido de la palabra.

Emmanuel Kant, en su tratado de la razón práctica, define la exigencia simultánea de estos dos principios morales fundamentales:

«Actúa con tanta responsabilidad como si toda la humanidad te hubiera de pasar cuentas de tus actos».

«Actúa con tanta libertad como si absolutamente nadie te hubiera de pasar cuentas de tus actos».

Es difícil de conciliar estos dos principios, sobre todo después de tanto tiempo sin poder ejercer ni la responsabilidad ni la libertad.

Solo, en la cabina de la propia conciencia, convenientemente informada, me he de decidir hoy con responsabilidad exigente y con libertad original sobre la Constitución. Mi decisión personalizada al máximo es una piedra sólida del edificio de la democracia.

Lluís M. Xirinacs.

Día de meditación. Índice. Al servicio de este pueblo. Taxistas indignados. Al servicio de este pueblo.

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto