Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Vascos y españoles. Índice. Al servicio de este pueblo. País Valenciano, tierra de libertad. Al servicio de este pueblo.

Al servicio de este pueblo.

Avui. Logotip historic.Avui. Sábado, 7 de octubre de 1978. Página 6.

Liturgia final.

Embudo rojo.Dieron calabaza a los vascos. Parecía como si Abril Martorell confundiera el PNV con ETA. Equivocación que siembra muertos. Se votó la tesis de UCD, contra la tesis de los vascos. A favor de UCD, Satrústegui, Villar Arregui, Martín Retortillo y una parte de los grupos independientes y mixto; en total, ciento veintinueve. En contra, los vascos, Alonso, que es un trabajador de RENFE, Mateo, del PCE, Huerta Argenta, santanderino, y yo; en total trece. Y setenta y ocho abstenciones de los socialistas y de la Entesa.

Después se votó mi propuesta de disolución de las Cámaras, terminada la Constitución. Bandrés y Huerta a favor mio. Los otros vascos se habían marchado. Noventa y nueve en contra. Les gusta el escaño y le han cogido gusto. Noventa y una abstenciones de catalanes, socialistas, progresistas y algún independiente.

La propuesta de Bandrés pidiendo un último indulto para los presos, a propósito de la nueva Constitución, también fue derrotada por ciento cuarenta y dos votos en contra, ocho a favor y la abstención de catalanes y socialistas.

El preámbulo de la Constitución que habla de la nación española tuvo mi voto en contra.

Y se acabó la Constitución al Senado. Sólo falta el voto a la totalidad, que haremos más tarde, cuando se unifique el texto con el del Congreso.

Después de haberlo estudiado mucho, mi veredicto sin lugar a dudas es el siguiente:

Esta Constitución no es la Constitución de todos, como dicen. Fuimos a las elecciones sin saber si se trataría de Cortes constituyentes o no. Cuando UCD tuvo ganado y por lo tanto se tuvo asegurado que controlaba la situación, dio luz verde para hacer la Constitución. Esta es la Constitución de UCD con cuatro caramelitos para el PSOE y con una indefinible guiño al PCE y a los catalanes. Y nada más. Amargamente escuché todos los discursos de la conclusión: el del presidente de la Comisión, los de los portavoces, el del ministro de Justicia y el del presidente del Senado. Todos triunfalistas. A pesar de algunas críticas, todos aceptaron esta Constitución como la Constitución de todos. Aun el portavoz vasco Unzueta, que reservó la toma de posición definitiva de los vascos, se deshizo en alabanzas del texto. No se había aprobado ni una de las muchas enmiendas de los vascos en el título de las autonomías.

El corazón me lloraba. Todo el mundo haciendo suyas las posiciones contrarias a los pueblos oprimidos del Estado y a la clase trabajadora. Se dijeron verdaderas barbaridades, como que ya no hay presos políticos ni exiliados políticos. Se olvida la constitucionalización de la suspensión de derechos y libertades con la excusa del terrorismo cantando las glorias al título de los derechos humanos.

Los vascos se habían marchado. Yo me sentía solo en medio del vacío que dejaron los vascos a mi alrededor. Todo el mundo aplaudía sin parar. La UCD en sus escaños, en el banco azul del gobierno, en la tribuna de los observadores, sonreía con satisfacción. El final fue glorioso.

El portavoz de UCD, Jiménez Blanco, dijo en la Cámara que yo no era de este mundo.

Lluís M. Xirinacs.

Vascos y españoles. Índice. Al servicio de este pueblo. País Valenciano, tierra de libertad. Al servicio de este pueblo.

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto