Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Nuevos apartados:

Al servicio de este pueblo.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el diario Avui, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979, traducidos al castellano.

Diario de un senador.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el rotativo Mundo Diario, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979.

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Colectivo en Bigues. Índice. Al servicio de este pueblo. Enlace. Al servicio de este pueblo.

Al servicio de este pueblo.

Avui. Logotip historic.Avui. Jueves, 16 de febrero de 1978. Página 6.

Tiniebla mental profunda.

Un día, mientras estaba en la calle Entença, ante la prisión, sentado en el suelo, se detuvo un chico, hermano de un preso político, se sentó en el suelo delante de mí y quedó un rato en silencio todo mirándome de frente a frente. Al final me dijo: «¿No crees que habría que luchar más por los perturbados mentales que no por los presos políticos? Después de todo, los presos políticos son protegidos por una opinión pública muy sensibilizada y, en cambio, los deficientes mentales, nadie se acuerda. En los manicomios y psiquiátricos no hay quien vele por los derechos humanos de aquellas personas. Yo he estado internado en un lugar así y sé lo que me digo». Y en las pupilas de sus ojos se dibujaba la imagen del terror.

Yo también sé algo. Los dos años de prisión los pasé en Carabanchel junto al hospital psiquiátrico penitenciario. A menudo venían a nuestra prisión reclusos que habían estado. Llegaban horrorizados. Algunos que habían actuado de enfermeros explicaban las sobredosis de tranquilizantes y los electrochoques que embrutecen cada vez más a los pobres enfermos indefensos. Había médicos sin escrúpulos, sobre todo prestando atención que el enfermo mental era, además, un preso.

Ayer, por la gentileza de dos padres de niños deficientes mentales profundos, pude visitar la Institución Montserrat Montero, de Cerdanyola. Quizá es el centro más moderno, que hay en nuestro país. Hay unos ciento quince internos pequeños y grandes en diferentes pabellones. Todos ellos con un coeficiente de inteligencia inferior a 0,50. Son enfermos que no pueden estar en residencias normales, ni pueden hacer nada bueno en escuelas o talleres de subnormales. En casa les haría falta una persona que los vigilara las veinticuatro horas del día.

Pero en el Centro también se necesitan tres turnos de vigilancia, laborables y festivos, a cargo de abnegados monitores, un equipo de médicos con turnos continuados, unas instalaciones de seguridad costosas, etc.

Y la seguridad social no atiende las enfermedades mentales. Después de mucho presionar, la Seguridad Social da mil quinientas pesetas por niño y más. Y, en este centro, cada niño cuesta alrededor de sesenta mil pesetas. La diputación cedió los locales que eran de un sanatorio. No son adaptados. La adaptación cuesta mucho dinero. Si los hubiera, cabrían doble número de enfermos, la quinta parte de los deficientes profundos que hay en el Principado de Cataluña. En otros lugares los centros son muy inferiores. Algunos son vulgares manicomios clásicos. Este centro está gestionado exclusivamente gracias a la solicitud de los padres de los deficientes. La diputación completa una parte pequeña de las aportaciones familiares.

Los niños de este centro no están tristes. Una niña, cuando le dije que venía de la calle Entença, me conoció y se puso contenta. El director también tiene un niño subnormal. Su paciencia y dulzura son infinitas. ¡Si todos los «profundos» tuvieran un hogar así!

Lluís M. Xirinacs.

Colectivo en Bigues. Índice. Al servicio de este pueblo. Enlace. Al servicio de este pueblo.

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto