Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Nuevos apartados:

Al servicio de este pueblo.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el diario Avui, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979, traducidos al castellano.

Diario de un senador.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el rotativo Mundo Diario, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979.

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

A Salvador Casanova. Índice. Al servicio de este pueblo. Servicios para Cataluña. Al servicio de este pueblo.

Al servicio de este pueblo.

Avui. Logotip historic.Avui. Jueves, 15 de diciembre de 1977. Página 6.

Sobre la lucha de clases.

Se podría decir que si el siglo XVIII fue el siglo de la razón, el XIX fue el de la lucha de clases. La razón estalló de muy antiguo, pero el siglo XVIII se entronizó en Notre Dame de Paris. También la lucha de clases viene de muy antiguo, pero el siglo XIX se canonizó en el manifiesto del Partido Comunista.

Werner Karl Heisenberg (1901-1976). Fuente: De Bundesarchiv, Bild 183-R57262, autor desconocido.En 1925, el físico Werner Heissenberg anunció su famoso principio de indeterminación y con él hizo abdicar la razón de su pontificado. Desde ese año, la razón ha ocupado el lugar que le corresponde en el conjunto de las realidades humanas.

Me parece que el inicio de bajada del protagonismo de la lucha de clases comienza con la distensión mundial después de la guerra fría de los años cincuenta. El punto culminante del protagonismo de esta lucha, que comenzó humildemente en los barrios industriales londinenses, fue la participación del planeta en dos bloques antagónicos, Este y Oeste, enfrentados en la guerra fría. La mentalidad simplista de la victoria mundial del socialismo cedió lugar a la búsqueda de compromisos. Dialécticamente hablando, no tiene sentido que la antítesis socialista venza, en la lucha de clases, la tesis capitalista. Restaría cerrado el salto a la síntesis. El paso a la síntesis dialéctica implica que el final asume los contenidos de tesis y de antítesis. Mientras la clase antitética de los oprimidos ha ido creciendo desde cero hasta el control de casi medio planeta, ha conservado su sentido pleno la lucha de clases y todavía tiene sentido porque aunque el capitalista es más fuerte que el proletario. Pero la correlación se va liberando y, poco a poco, la lucha de clases va cediendo el terreno a la síntesis de clases, expresión que ha asustado a todos los revolucionarios al estilo del siglo XIX.

Existen en nuestra humanidad unos elementos unitarios, escondidos por razón de la agudización de la lucha de clases, que son comunes a opresores y oprimidos y que ahora están en alza. Derechos humanos, valores democráticos, objeción de conciencia, reivindicaciones personales, familiares, municipales, comarcales, nacionales, de empresa, libertades creativas, religiosas, educativas, protección de la salud, de la educación, de los marginados, salvaguarda ecológica, etc.

Estas reflexiones, válidas en general, son aplicables sobre todo en los países del primer y segundo mundo. El tercer mundo va más atrasado. Pero Cataluña pertenece al primer mundo.

Lluís M. Xirinacs.

A Salvador Casanova. Índice. Al servicio de este pueblo. Servicios para Cataluña. Al servicio de este pueblo.

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto