Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Asamblea popular sencilla y ágil. Índice. Al servicio de este pueblo. Desánimo en Riells del Fai. Al servicio de este pueblo.

Al servicio de este pueblo.

Avui. Logotip historic.Avui. Martes, 22 de noviembre de 1977. Página 5.

Crispación de los partidos.

Un partido político tiene dos misiones, una de permanente, otra de transitoria. La permanente es la de un laboratorio de investigación y experimentación sociológica y científica. Cada partido trata de elaborar un modelo armónico de sociedad a partir de los datos de observación y encuesta social permanente y trata de experimentar en la práctica la viabilidad de este modelo por medio del ejercicio del poder político a través de las estructuras de Estado más o menos aceptadas o cambiadas según el modelo.

No creo que esta investigación y experimentación de modelos sociales sea ningún mal, al contrario, creo que irá creciendo y multiplicándose. Seguramente a la larga los modelos de sociedad serán variados y muchos de ellos viables.

La misión transitoria de los partidos políticos es la defensa de una clase social que está en lucha con la clase opuesta dentro de una misma sociedad. El control del Estado y su defensa, en caso de controlarlo para usarlo contra la clase opuesta, daría lugar a la lucha de clases, guerra encubierta en formas muy civilizadas, pero guerra dura, implacable, cruel, como todas las guerras. Guerra que convierte la democracia en una selva. Democracia salvaje.

En nuestro país y en este tiempo de salida de la hibernación de la clandestinidad, nuestros partidos están crispados hasta el paroxismo y yo les pediría a todos un poco de cordura para que los enfrentamientos demasiado irracionales a veces en vez de llevar al progreso llevan a la destrucción de todos. A veces no hay ganador o el ganador se ve obligado a gobernar con unas condiciones que no llevan a nada constructivo. Las victorias o se alcanzan con márgenes cómodos o se convierten en derrotas encubiertas.

Algunos ejemplos. La frase odiosa: «Todo pasa por los partidos». La presencia decisoria de representantes de los partidos en las reuniones de los senadores de la Entesa dels Catalans. La propuesta constitucional que en el futuro Senado cincuenta senadores serán nombrados por los congresistas. La excesiva politización de las próximas elecciones municipales. En Inglaterra las elecciones municipales no son políticas. La exclusión de las asociaciones de vecinos de las comisiones gestoras municipales. Y últimamente, con ocasión de la transformación de la Asamblea de Cataluña, se han convertido en hechos lamentables. La votación de la plenaria fue ganada por la propuesta de transformación ampliamente. Treinta y cuatro contra trece. ¿Por qué las declaraciones en prensa, radio y televisión fueron en el sentido de que la Asamblea quedaba disuelta?

Alrededor del mismo tema han corrido dos rumores desagradables. Alguien dice que si algunos partidos extraparlamentarios continúan empleando el nombre de Asamblea de Cataluña, otros partidos parlamentarios lucharán contra los primeros «a muerte» y amenazan incluso con acciones judiciales. ¿Por qué tanta crispación voluntarista? ¿Hay acaso mala conciencia, inseguridad en el acierto de los propios planteamientos? ¿No pueden los partidos parlamentarios conceder un mínimo de tiempo para que la Asamblea de Cataluña se transforme? Es natural entonces que los partidos no parlamentarios se vuelvan agresivos.

Democracia es ganar con igualdad de oportunidades. Y si se ha ganado con una trampa impuesta, hay que tener el valor de reconocerlo... lo contrario es reconocer indirectamente que se está al otro bando en la lucha de clases.

Lluís M. Xirinacs.

Asamblea popular sencilla y ágil. Índice. Al servicio de este pueblo. Desánimo en Riells del Fai. Al servicio de este pueblo.

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto