Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Nuevos apartados:

Al servicio de este pueblo.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el diario Avui, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979, traducidos al castellano.

Diario de un senador.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el rotativo Mundo Diario, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979.

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Populismo y lucha de clases. Índice. Al servicio de este pueblo. Bigues-Riells. Al servicio de este pueblo.

Al servicio de este pueblo.

Avui. Logotip historic.Avui. Miércoles, 16 de noviembre de 1977. Página 5.

Indulto para los presos sociales.

Amigo Joan Arderiu: has escrito una carta al «Buzón» del Avui, y dices que me votastes para que defendiera los intereses de Cataluña sin supeditarme a ningún partido. Estabas convencido de que haría todo lo que podría para obtener la amnistía para todos los presos políticos. Te ha sorprendido mi decisión de abandonar el Senado si no viene un indulto para los presos sociales. Tú querrías esta decisión para conseguir la oficialidad o, cuando menos, la cooficialidad de nuestro idioma.

Te agradezco la carta. Es difícil, en el sistema de votación secreta, saber la voluntad de los que te han votado si ellos no hablan. Tú lo has hecho. Esto me va bien.

También es difícil establecer con un criterio riguroso las prioridades políticas. Tú sabes que si se pide muchas cosas a la vez no se atiende a ninguna. Siempre me he concentrado en pedir una cosa tras otra y cada cosa con mucha fuerza. Es necesario, pues, establecer prioridades. Me he podido equivocar en establecer el orden. Pero te explicaré por qué no lo he hecho así.

Lo primero que he visto imprescindible a la salida del franquismo es la amnistía política. Todo el mundo lo sabe. La considero la puerta de la democracia. En tu carta dices que esto te parece bien. Al mismo presidente Tarradellas le dije: «A usted no le conviene entrar en Cataluña sin la amnistía». Me prometió luchar. Entró cuando la ley de amnistía política ya era promulgada. Pero el motín de la cárcel Modelo ya le ha creado un grave problema.

¿Por qué ahora aparezco con un indulto para los presos sociales en vez de tratar otros temas? Es muy sencillo. No pido ahora la solución de los importantes problemas penitenciarios, aunque son gravísimos. Estoy pidiendo, todavía, la solución de un problema sobre la amnistía política, que quedó pendiente en la ley del mismo nombre. Quiero hacer bien hecho el trabajo y entregarlo terminado para el país. ¿Te parece terminada una amnistía hecha para reconciliar y pacificar, cuando deja tras de sí un rastro fatídico de venas abiertas, estómagos agujereados, cuerpos apaleados, prisiones destruidas y suicidios desesperados? ¿Tan duro tenéis el corazón, los diputados, los senadores y tanta sociedad fabricante de delincuencia con su egoísmo rabioso, que no puede entender que los presos sociales bajo el franquismo han sufrido mucho más de lo que les tocaba y que exigen una rebaja? Son razones estrictamente políticas las que me mueven a pedir un indulto para los presos sociales, complementario de la amnistía obtenida.

El código penal de Franco es mucho más duro que el código equivalente de la república y los de nuestros vecinos europeos. Lo mismo cabe decir del código de justicia militar. La ley de enjuiciamiento criminal no da garantías de imparcialidad en el proceso. La ley de peligrosidad social, el Tribunal Tutelar de Menores y la legislación general sobre la mujer permiten todo tipo de arbitrariedades, usadas a fondo por unos jueces derechistas; inventan figuras de peligrosidad que no existían en la república, en los países vecinos y, como lo que se aplica no son penas sino «medidas», nunca se ha aplicado ningún indulto a los afectados. Muchas veces se ha condenado gente sin pruebas o sólo con declaraciones arrancadas por la policía bajo tortura. Los malos tratos recibidos en comisarías, «cuartelillos» y prisiones también merecen una compensación. Todo esto y muchas cosas más son consecuencia de una política que tratamos de superar definitivamente. Entra, pues, en la amnistía política. Así lo creían los presos, desesperados. Los partidos, en cambio, no tienen nada que ganar con este indulto. Por eso no se mueven. ¿No es un honor para Cataluña que un catalán defienda con uñas y dientes esta reivindicación humanitaria y urgente?

Amigo, no puedo entrar en el Senado y colaborar en la despiadada negativa de indulto de los senadores, mientras la gente de la cárcel se autolesiona y se suicida. Lo siento. No puedo. No veía yo así la nueva democracia, la nueva Cataluña.

Lluís M. Xirinacs.

Populismo y lucha de clases. Índice. Al servicio de este pueblo. Bigues-Riells. Al servicio de este pueblo.

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto