Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Curso sobre política y economía según Agustí Chalaux, a cargo de Joan Parés Grahit

Realizado en la Fundació Lluís Maria Xirinacs

Nota: Las frases en azul són comentarios del conferenciante.

14 de febrero 2009

CONTRA EL CONFUSIONISMO

Lo primero que haremos será leer esta página: contra el confusionismo, es la recreación de un artículo que Agustí Chalaux redactó el año 1982. Él tenía un lenguaje difícil de seguir si no lo conocías a fondo, y yo lo que he hecho es coger frases suyas y redactarlo de nuevo.

Nadar contra corriente, depurando, uno por uno, todos los conceptos. Ir contra el confusionismo de cada tiempo de ignorancia, de ignominia, de malicia... es obra de tenacidad larga y paciente. Esto son palabras textuales de Agustí Chalaux-. Agustí Chalaux y Lluís M. Xirinacs se dedicaron con todo el corazón, el alma y el entendimiento, gran parte de su vida y evidentemente no sólo ellos, también, y aquí me gusta citar desde Salvador Espriu hasta otros muchos, que se han dedicado a recuperar el significado de las palabras.

Los sofistas de turno están al quite y defienden, con tiro real, la ortodoxia de una práctica diaria que todo lo confunde para el enriquecimiento rápido de los grandes pájaros de presa y para el más gran daño del pueblo. Esto también son palabras de Agustí. De sofistas de este tipo está lleno. Los periódicos van llenos de gente que habla y que saben mucho, uno de ellos por ejemplo es el señor Sostres, que por algo es bien querido aquí, pero que por otras cosas se absolutamente detestable cuando escribe sus artículos haciendo sofismas en abundancia o manifestando su ignorancia sobre temas que ignora.

Los sofismas son "mitos" pensados y manipulados con una salsa pseudo-coherente a favor del poderoso de turno. Los sofistas, indirectamente halagan defectos del pueblo - en ésto son muy hábiles- cómo: pereza mental, avaricia en las cosas, conformismo ufano, resignación estúpida, justicia mezquina, hetero -censura manipuladora, auto-censura esquizofrénica, comodidad invalidante, consumismo frívolo -todo esto son defectos que todos tenemos pero esta gente los halaga -, "panem et circences". Consiguen complicidades más o menos voluntarias (son estómagos bien pagados) con los poderosos y corruptos y muy a menudo obtienen la complicidad de la víctima con el verdugo. Los sofistas normalmente trabajan para que permanezcan los privilegios de las clases más pudientes. -Pues todo esto es una cosa que se debe denunciar y denunciar constantemente, porque todos los periódicos están llenos.

Tomamos el caso de la telemática (información a distancia), una revolución sin precedentes porqué hasta hace poco, la información sólo llegaba, con retrasos importantes, a una minoría, y era un patrimonio clasista, elitista, corporativista.

Pues resulta que los "mass-media" que tienen la telemática como base de su éxito, no están al servicio del pueblo, sino al servicio de la masificación del pueblo (Internet ¿?). La traducción correcta de mass-media es medios-masivos, no medios para las masas, significa que la información es masivamente e indefinidamente repetible, repetida, reproducible y documentada para toda persona interesada y para toda persona que se sienta capaz de darla delante del pueblo.

Es un sofisma confusionista acusar la informática, la telemática, los mass-media, de liquidar o reducir la libertad del consumidor ante un gran torrente informativo en la cual las piedras mortales están mezcladas con piedras preciosas. Se trata de una cuestión de gobierno, de leyes muy cortas y clarísimas. Toda revolución tecnológica ha de estar al servicio gratuito de todo el pueblo y no al servicio de unos cuántos ricos, poderosos y "intelectuales-pelotas acompañantes".

No somos sofistas y queremos despertar la fuerza del pueblo para realizar en el concreto de cada día sus concretísimas libertades fenoménicas, a través:
de la destrucción radical del poder sobre las personas,
de la dignificación del legítimo y necesario mando social,
del monopolio de la fuerza armada al servicio exclusivo de la comunidad geo-política,
de un Estado responsable,
de un poder Legislativo representativo de las libres naciones confederadas,
de una Justicia positiva radicalmente independiente del Gobierno y del Legislativo y de cualquier grupo de poder, opresión, represión o terrorismo,
de un libre mercado claro y de una libre sociedad transparente,
de unas profesiones utilitarias-lucrativas,
de unas vocaciones, profesiones e instituciones dichas liberales al servicio de todo el pueblo,
de una educación e instrucción gratuita y permanente,
de una honesta administración local,
de una medicina preventiva eficaz y humanizada,
de unos servicios públicos gratuitos y que funcionen bien,
de unas obras públicas que enriquezcan la entera comunidad y no el bolsillo de unos cuántos gàngsters de pequeña y de gran envergadura.
...
Nuestro anti-confusionismo sólo será popular si lo sabemos explicar sabiamente (con verdad y con gracia), en el sentido de ser capaz de entusiasmar al pueblo. Necesitamos los artistas, ya tenemos lo más difícil, la teoría y la técnica adecuada para practicarla.

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto