Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.


Persona

(Agustí escribe cinco páginas para hablar de lo que es una persona.)

I. Definición:
"Persona" es todo ser capaz de "cantar alto y justo" (su propia singular, insaciable, inviolable…, .fuerza vital, vocación espiritual, realidad libertaria…, firme voluntad de realizarse).
(Xirinacs era una persona que tenía fuerza vital, vocación espiritual, realidad libertaria i Agustí Chalaux, también).

II. Una clasificación de las personas:
Son "personas" en el pleno sentido de la palabra:

1. personas vivientes en todo tiempo, prácticamente desde los orígenes:

1.1 todas las naciones instintivas hereditarias, con unanimidad casi inconsciente en algunas realidades vitales-concretas de la comunidad. Hay que hacer constar, aquí y ahora, que, de naciones, nacen y mueren cada día, pero que son la realidad más perenne del hombre: son esencialmente personas comunitarias-perdurables en visión y escala individual-mortal;

1.2 todos los individuos, evidentemente mortales a corto plazo;

1.3 todas las colectividades, originariamente y con vocación sociales libertarias, pero que pueden ser más o menos antisociales- antilibertarias a través de mecanismos, cada día más conocidos, de corrupción, tráfico de influencias, complicidades, poder, opresión, represión, terrorismo , ... estas comunidades sociales, en general creadas por individuos geniales o por dinastías muy conscientes están formadas por personas individuales, pero son más duraderas que sus miembros. (El Barça, el consorcio del Palau de la Música, el Centro de Estudios Joan Bardina, la Fundación Randa Lluís M. Xirinacs, ...)

(Agustí decía que la guerra tiene 13.000 años de historia).

2. personas sólo nacidas en la era patriarcal-autobélica (-11.000), según un proceso cada día más estudiado, de rígida unifederación defensiva cara al exterior y libertaria multi-confederación autopacificante cara al interior:

2.1 naciones "patriarcales" (las primeras que existieron)

2.1.1 unifamilia, prefamilia o familia primitiva (el sustantivo "FAMILIAS" significa "esclavo"). La familia es pues una neo-articulación social-genética de origen auto-bélico que nada tiene que ver, en los pueblos típicamente y exclusivamente patriarcales, con las endo-etnias primitivas;
(Antes de haber familias, había naciones, tribus… y el hecho de formar familias fue por el hecho de haber guerras, desde hace 13.000 años)

2.1.2 bi-familia (-10.000) de guerreros libres y vencidos, esclavizados para trabajar en la producción vitalmente necesaria a sus "dueños-hermanos" (ritos del pacto primero de esclavitud en lugar del genocidio primitivo y del pacto según hermanamiento por mezcla de sangres). (La esclavitud, en la historia del hombre, ha sido un progreso, antes sólo había genocidio exterminador del enemigo). Algunas de estas bi-familias primitivas se convirtieron con el tiempo en multi-familias, mucho más ricas y numerosas, de guerreros libres, con diferentes castas de agricultores, ganaderos, artesanos, mercaderes…, a veces liberados;

2.1.3 tribus (-9.000) de dos o más multifamilias, dichas, en terminología latina: "gens, gentes": la dinastía de cada tribu aglutinaba, en su entorno, diferentes castas de "guerreros" y "clientes", también hereditarios.

2.2 para colmo de este lento proceso de complejidad auto-pacificante por
uni-exo-federación (de cara al exterior) y multi-intra-confederación, (de cara interior) iniciaron su vida, hacia los -8.500/8.000, unas comunidades plurinacionales, a las que hay que aplicar exclusivamente los términos de origen griego y latín que todos conocemos, pero muy a menudo aplicamos sin ninguna propiedad a realidades anteriores: "ciudadela", "acrópolis", "polis (policía, política, ...)";" civitas (civilización o cultura de ciudad, ciudadano, ciudadanía, ...)"; "urbs (urbanidad, urbanismo, ...)";" imperio "(palabra que hay que entender en su sentido originario de" pueblo multi-nacional, multi-gentilicio, multi - tribal, ... preparado por dentro, interiormente, para defenderse ";
(Agustí distingue muy bien entre el imperio, que es noble, y el imperialismo que es un desastre).

2.2.1. imperios propiamente dichos, llamados generalmente subhistóricos por poco
documentados hasta estos últimos años de grandes descubrimientos arqueológicos. En Asia Menor, existieron prácticamente, desde sus orígenes como lugar de refugio, defensa y contraataque, hasta finales del milenio III; eran imperios muy abiertos a un activísimo comercio inter-imperial, pero muy cerrados en su cultura propia, la que, naturalmente, constituía, por sí misma y de acuerdo con el significado primitivo de la palabra "ciudad", una "civilización" en el sentido más fuerte del término. (Estaba la civilización de Troya…, con sus murallas y, dentro, desarrollaban su cultura). Sus murallas, progresivamente en cada generación más sólidas y altas, eran radicalmente inexpugnables con las armas de su tiempo, su invasión y ocupación por un ejército extranjero sólo podía resultar de una imprudencia muy grave de los defensores o de una traición. A pesar de su mutua hostilidad originaria, estos "imperios" habían llegado a un grado de convivencia mercantil y auto pacificación remarcable: el recuerdo era todavía tan nostálgico muchos siglos después de que Platón llamaba "era de oro" a esta era imperial.

2.2.2 los "imperialismos" históricos: en Asia Menor el primer "imperialismo"
es el de Sargón I de Akkad-Babel, hacia los inicios de la segunda mitad del milenio III, sólo se explica su éxito fulgurante contra las ciudades-imperios de Summer, una por una, gracias a sucesivas traiciones hechas posibles con el invento de LA PRIMERA MONEDA METÁLICA - CONCRETA, forzosamente ANÓNIMA, UNIFORME, PERMANENTE, es decir: QUE NO dejar rastro denunciador DE LA TRAICIÓN. (Se destruyen las murallas, no por las armas sino por corrupción, porque les dan dinero a los guardianes para que los dejen entrar: los sobornan. Esta moneda nació en los imperialismos. Desde entonces hasta ahora ha habido corrupción).


Los "imperialismos" sucesivos han sido todos, como el de Sargón I, fruto
de la traición crematística, disfrazada de las explicaciones milagrosas más dignas. Su desviación práctica de los "imperios" primitivos (-8500 a -2500, Asia Menor) es evidente: el imperio primitivo buscaba la seguridad auto-pacificante interna y la seguridad defensiva externa para todas sus naciones confederadas, los "imperialismos "sólo tienen como norte de sus estrategias y tácticas bélicas y mercantiles, el provecho de muy pocas dinastías oligárquicas, generalmente, además de guerreras o con ejércitos mercenarios," plutárticos "(1).

Esta desviación tan evidente de los imperialismos históricos de la vocación imperial, explica la poca solidez de cada imperialismo sucesivo y su rápida y trágica sucesión apocalíptica, parece raro que después de una experiencia tan elocuente durante unos 4.500 años, sus clases pseudodirigentes y explotadoras no hayan comprendido la lección para regresar al sentido primero de la palabra "imperio" y, a través de imperios "mundiales" adaptados al progreso tecnológico actual, llegue a una mayor y mejor convivencia auto-pacificante entre ellos, en espera de un solo "imperio" mundial que sea capaz de resolver los problemas de índole fenoménica planteados a las actuales generaciones.

Por ello, habrá que decidirse a estudiar muy de cerca y a fondo, la práctica y teoría resultante de los "imperios" y los "imperialismos".

(1) plutarquía: palabra de acuño Platoniano compuesta de dos términos técnicos:
- Arquia: mando imperial supremo
- Plutos: dios de la riqueza. Tenía en Atenas, estatuas con doble cara como el Jano latino.

Platón dice que:
1 la cara de ojos clarividentes, sonriente y benevolente, corresponde a la noción y concepto de riqueza crematística de "la edad de oro" (cuando no había moneda anónima)
2 la cara ciega, adusta y malevolente, corresponde a la noción y concepto de "la edad de hierro" o sea de los imperialismos.


III "Sacralidad" y "santidad" cono afinamiento progresivo de la conciencia ética-transcendente
(Una teoría de Agustí y otros científicos es que el hombre es un animal que progresivamente va acumulando, es decir no es lo mismo un hombre nacido hoy que hace 10.000 años y en cambio sí que es igual un chimpancé hace 10.000 años como uno actual. La diferencia entre el hombre y el animal, es a parte de poder articular un lenguaje, es la acumulación de sabiduría y de conocimientos y también Agustí dice que hay una acumulación de sacralidad)

Estos términos técnicos, con todos sus derivados, tienen un significado muy preciso y sólo se pueden aplicar a personas en tanto que sujetos activos con conciencia progresiva (acumulativa). El significado de estos términos técnicos de `origen latín, es implícito en el verbo" SANCIRE, sancionar, poner una sanción ".
(Capacidad de juicio de lo bueno y de lo malo, el animal no lo tiene)

A nivel de ideales, "nouménicos" (trascendentes) o intuiciones en espíritu puro, toda persona, cualquier persona, no tiene otro punto de referencia que la propia más profunda conciencia, tan singular, inefable, inviolable. En lo más íntimo del ser de cada persona, VIVE "EL OTRO", "El innominado", "EL MISTERIO DEL ESPÍRITU PRESENTE EN TODO HOMBRE, QUE SOPLA CUANDO QUIERE, DONDE QUIERE Y COMO QUIERE". ES SIEMPRE UN HUÉSPED RADICALMENTE EXTRAÑO A TODO EL CONJUNTO DE FENÓMENOS PSICO- SOMÁTICOS DEL SER DE CADA PERSONA, PERO ES TAN ESENCIAL A ESTA PERSONA QUE, ESTA, NO VIVE EN NINGÚN MOMENTO FUERA DE SU PRESENCIA ÍNTIMA, A VECES SENTIDA ESCUCHADA Y ENTUSIASMADORA COMO MUCHO MÁS A MENUDO MOLESTA, SILENCIADA, NO EXTERIORIZADA.
(Es precioso la manera de decirlo, describe la sacralidad que todos llevamos dentro, aunque hay personas que la silencian)


De memoria de hombre y en función de toda nuestra documentación actualmente al alcance, nadie ha podido vanagloriarse de no tener espíritu trascendente, conciencia ética. La palabra ha sido dada al hombre para mentir, pero nunca ha podido mentir de manera inalterablemente constante e incluso su conducta en momentos álgidos de su vida, ha desmentido todas sus negaciones referentes a su conciencia ética.
(Agustí era un pedazo de pan, decía que la mentira es lícita si es para protegerte, siempre que no perjudiques a nadie).

Los cristianos pueden dar un nombre a este "OTRO": JESÚS, EL RESUCITADO, QUIEN CONDUCE A TODOS LOS HOMBRES A SU PADRE POR SU MUTUO ESPÍRITU DE AMOR INFINITO. Y basta! no sabemos nada más. "Os Doy Gracias, Padre, porque todo lo has enseñado a los más humildes".

IV La sacralidad y santidad histórica,-mucho más aún si se pretende cristiana, - ha de afirmar con válidos los siguientes principios:
1. es mejor ser víctima que victimario,
2, es mejor ser desconsolado y consolador que verdugo,
3. vale más ser oveja que lobo,
4. vale más ser buen pastor que da su vida par sus ovejas que mercenario cobarde y huidizo ante cualquier acometida al ganado,
5. vale más ser esquilado que esquilador,
6. vale más ser torturado que torturador
7. vale más ser sorprendido en la propia buena fe y confianza en los demás que
no sorprender la buena fe y confianza que los demás depositan en nosotros.

Pero a todos los hombres, y a los cristianos aún más, - se les impone, en el constante afinamiento de su espíritu y conciencia ética-transcendente, de estructurar y hacer funcionar una sociedad fenoménica-civil, es decir una civilización, en la que, sean instrumentalmente imposibles en la práctica, todos los crímenes y delitos anteriores contra el próximo de más buena fe o más débil.

Para un cristiano, toda la dignidad del mundo civilizado está en que Jesús, El Cristo, se encarna constantemente en los más débiles.

Si los hombres,-y aún más los cristianos, - no comprenden que tenemos inexcusablemente estas dos tareas en el mundo, de una parte, ser éticamente "buenos" para con todos nuestros "hermanos" y, por otra parte, de construir con eficacia una civilización fenomenicamente "buena" para todos los hombres de la tierra, no hemos entendido nada de la evolución ética-trascendente de la conciencia simplemente humana o, más aún cristiana.

Los cristianos que no construimos, con eficacia fenoménica-instrumental, un mundo
fenomenicamente menos injusto para los débiles, demostramos que no hemos entendido nada del evangelio: este predica, en las bienaventuranzas, El Reino Del Padre por aquí y ahora precisamente. "Vendrá el día en que vosotros haréis milagros más grandes de los que yo hago".


Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto