Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Nuevos apartados:

Al servicio de este pueblo.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el diario Avui, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979, traducidos al castellano.

Diario de un senador.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el rotativo Mundo Diario, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979.

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

La otra cara de las redes sociales.

Titere.Internet en general, y las redes sociales en particular, han acelerado enormemente la rapidez de las comunicaciones entre las personas.

Hay supuestas ventajas en las redes sociales que las mismas redes sociales y sus usuarios se encargan de dar a conocer.

Para las personas comprometidas con las diferentes causas justas pendientes de la Humanidad, ya sea a nivel individual, social, nacional o planetario, las redes sociales permiten captar apoyos y coordinar movilizaciones en un tiempo récord.

Pero en algunas de estas redes sociales esta ventaja desaparece, pues ya se han dado casos que una determinada red social ha clausurado de forma unilateral cuentas o grupos de contactos, debido a su muy activa militancia en favor de una causa en la cual los gestores de esta misma red social estaban en desacuerdo, a pesar que estos militantes no hayan cometido ninguna infracción legal.

Las redes sociales, sobretodo cuando captan multitudes de personas, permiten aplicar una extensa vigilancia a la búsqueda de aquellos individuos más activos en las causas justas que más colisionan con los intereses de los poderes fácticos. Se trata de captar el mayor número de personas, con tal de cortar más eficazmente las cabezas que sobresalen.

Además, las redes sociales están caracterizadas por intentar captar de cada uno de sus usuarios sus gustos y sus disgustos, lo que gusta y lo que disgusta de cada uno. Como la privacidad de las redes sociales puede ser nula para determinados grupos de presión, este conocimiento va a parar fácilmente a sus registros.

Esta información es fundamental para los grupos de presión, tanto estatales públicos, como privados, porque supone saber cuál es el palo y la zanahoria personalizados de cada persona. Porque cada individuo es diferente de otro.

Se trata de que, una vez identificado un nuevo militante de una causa justa, con la que un grupo de presión no está de acuerdo, de aplicarle su palo personalizado, cuando la actividad de este militante contradice la voluntad del grupo de presión, o aplicarle su zanahoria personalizada, ya sea para distraerle, o para premiarle cuando su actividad se adapta más a la voluntad del grupo de presión. Es una realidad normal en este estado de hecho, que no de derecho, en el que vivimos gracias al dinero anónimo, desde hace unos 4300 años.

De la misma forma que la actividad de los militantes se ha acelerado en el tiempo, también lo ha hecho la actividad de sus perseguidores. Antes de la existencia de Internet, para saber los puntos débiles de un militante, había que ir probando empíricamente posibles diferentes formas de neutralizarlo, operación que se podía alargar incluso durante años. Pero ahora, sólo hay que seguir su historial de mensajes en su red social para empezar a averiguarlos.

Hace falta ser muy cuidadoso al decidir en cual red social se quiere crear un grupo de afinidad si se pretende conseguir coordinar la lucha por una causa justa, pues las personas que crean este grupo de afinidad se pueden convertir, involuntariamente, en anzuelos para que ciertos grupos de presión apliquen una persecución personalizada a sus miembros. Estas presiones pasarán desapercibidas a los creadores de este grupo de afinidad, en el caso que actúen de forma bien intencionada.

Sería injusta nuestra crítica al mal uso que se puede hacer en las redes sociales, sin añadir que este proceso mencionado conduce inevitablemente a que los militantes de cada causa justa, una vez identificados sus puntos débiles por parte de los grupos de presión que los atenazan, deben procurar corregir de la mejor forma posible estos mismos puntos débiles, cosa que no todo el mundo es capaz de hacer.

Lluís Maria Xirinacs (1932-2007), militante por la libertad de la nación catalana y de todas las otras causas justas que le era posible asumir, tenía un truco para evitar caer en ciertas trampas, y lo comentaba de forma humorística: «Yo soy un vicioso, pero siempre voy cambiando de vicios».

Los militantes son la más importante esperanza para mejorar el mundo, si las causas que asumen son verdaderamente justas. La militancia, como ha sido siempre, es también un proceso de crecimiento y mejora personal. Pero más vale utilizar sistemas más sencillos de comunicación que confiar en una red social que haya demostrado cometer abusos de poder.

Brauli Tamarit.
Fecha de creación: Lunes, 17 de agosto de 2015.
Última modificación: Domingo, 17 de abril de 2016.


Enlaces relacionados:

Pequeña historia de la moneda.

El primer estado de derecho del mundo.

Desmontando las trampas del dinero.

Conferencia «Mundo alternativo» de Lluís Maria Xirinacs.

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto