Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

David Fernández: «No ha habido más de veinte días un corrupto en la cárcel».

Vilaweb. Logotipo.Vilaweb. Lunes, 21 de noviembre de 2016.

Economía.
David Fernández: «No ha habido más de veinte días un corrupto en la cárcel».
Entrevista a David Fernández y Àlex Romaguera, coordinadores del libro «Luces y Taquígrafos. Atlas de la corrupción en los Países Catalanes».

David Fernàndez y Àlex Romaguera.

Por: Andreu Barnils.
21-11-2016, 22h.

El ex-diputado David Fernández y Àlex Romaguera son dos de los coordinadores del monumental libro Luces y taquígrafos, Atlas de la Corrupción en los Países Catalanes (Libros para la Unidad Popular y Ediciones Polen) que explica en cuatro volúmenes y 700 páginas la corrupción en los Países Catalanes. Ambos son periodistas en activo de La Directa y han coordinado un equipo de 50 personas que ha radiografiado el fenómeno en nuestro país. Las cifras son contundentes: en los Países Catalanes hay 605 encausados por corrupción, 147 investigaciones abiertas y 700 causas por fraude fiscal. Fernández, que presidió la comisión Pujol en el Parlamento de Cataluña, lleva el peso de la entrevista y la mayoría de las respuestas son suyas. Las de Àlex Romaguera, más discreto, las hemos señaladas con las iniciales. [À. R.].

—Dices que el libro nace de la frustración sobre la comisión Pujol.—

—Las conclusiones de la comisión de investigación del caso Pujol son frustrantes. De una limitación y poca profundidad que no está a la altura del momento que hace nacer la comisión, ni de las expectativas de aclarar qué pasó en este país. Y, sin entrar en discursos que dicen que todo es corrupción y todo está carcomido, aquí se esperaba una comisión de investigación a la anglosajona, de las que funcionan, que hacen un comité de evaluación y que dicen: señores, ha pasado esto y hay que hacer lo otro. Pues ni una cosa ni la otra.—

—[À. R.]. Yo añadiría los tres silencios que hubo: los que se acogieron al derecho de no declarar, los que lanzaron el monólogo sin aceptar preguntas y los que no comparecieron.—

—Hagamos memoria. ¿Quién no vino?—

—Por ejemplo, Fernández Díaz, Moragas y Montoro. Montoro declaró que desde 2001 tenían noticia de la fortuna de los Pujol. Moragas iba a venir porque es quien contacta con Victoria Álvarez. Y Fernández Díaz para esclarecer una parte que es clara: el caso Pujol tiene gravedad por sí mismo, pero sale a la luz pública de acuerdo con una estrategia política contra el proceso. Quién lo dijo mejor fue Zarzalejos. Hizo un artículo brutal cuando estalló el caso Pujol. Impresionante. Si te apartas del camino, ¿que os esperabais?, venía a decir. Es lo más diáfano de lo que es España.—

—¿Qué fuentes ha utilizado?—

—Juicios, prensa, expertos de materias diferentes, fiscales, abogados, fuentes directas. Aquí había Joan Queralt Domènech, que es el hombre que sabe de mafia, en Cataluña. Autor de La Gomorra catalana. Gran libro. Conoce todos los clanes de aquí, de Barcelona y de los. Te explica, por ejemplo, como los rusos no vienen a hacer crimen organizado, sino a blanquear capital. Comprende casas y tienen media Rambla Cataluña.—

—¿Y fuentes de los bancos han colaborado?—

—Los bancos no han colaborado con Luces y Taquígrafos de ninguna manera. Pedimos que comparecieran las áreas de gran patrimonio del Sabadell, y de La Caixa, para que desde allí también se organiza el fraude fiscal. «Alegal». De Andorra, sí hemos tenido algunas cosas nuevas.—

—¿Cosas nuevas?—

—El 1 de enero en Andorra se aplica la ley de transparencia entre España y Andorra. Se acaba el secreto bancario. Y ahora unos cuantos catalanes están espantadets, y hacen cola para comprar bonos patrióticos. Porque con bonos patrióticos no hay transparencia. La manera de continuar en él escondiendo dinero es comprar bonos patrióticos. Pues hay una cola que supera cuatro veces la oferta. Cuatro.—

—Una de las tesis del libro es que la corrupción tiene que ver con la clase social, también.—

—La anécdota que explicamos: cuando Prenafeta y Macià Alavedra llegan a Soto del Real piden por qué las habitaciones no están a punto. Es una visión de clase. Y en esto coinciden los estudios realizados por el centro de estudios de Gotemburgo, la OCD y la Fundación Olaff, que consultamos. Y decían esto: la corrupción se concentra arriba. Y también se ve que es más sistémica que no sistemática. No pasa todos los días, pero forma parte del sistema.—

—Y transversal, también lo ha sido, en los Países Catalanes.—

—[À. R.]: Cuando la sociovergencia se conoce, se entienden entre ellos. Sí el pujolismo controla el país, pero hay una trastienda socialista. Y el caso Pretoria es ejemplar: atraviesa por el medio todos los factótums. ¿Dónde actuaba Pujol junior? En Hospitalet.—

—[D. F.]: Y Oleguer Pujol trabaja con el Banco Santander. ¿Cómo se entiende la entrevista de Oleguer Pujol en El País de dos páginas? Pero el proceso hace saltar las cosas. Muy amigos, pero si te pones en la otra parte, prepárate. Por eso digo que la pretensión no es hacer un agujero y desesperarnos: estamos en un país donde el ex-presidente se le ha quitado todas las atribuciones, condiciones, sueldo y oficina. Y sin ningún juicio. Y no es para decir que somos mejores, pero eso en el estado no ha ocurrido.—

—Una figura preciosa. La gente de abajo que denuncia desde la soledad la corrupción.—

—Salen unos cuantos de entrevistados. Maria Mas, asociación de vecinos del barrio viejo (caso Palau). Montse Gasull, Torredembarra. En Sabadell, Carme Garcia. La funcionaria amenazada de Santa Coloma. Son gente muy valiente, alguien diría que temeraria. Muchas de las personas que denuncian la corrupción son mujeres. Su figura se contrapone a la corrupción masculina y machista. En cambio, Sindicatura de Cuentas, u Oficina Antifraude, ¿cuántos casos hacen públicos? Mínimos. Y estas mujeres trabajan desde la soledad. Carme García, de ICV, que ahora está en el gobierno de la Generalitat, dejó el partido. No me apoyaron, decía. Montse Gasull, de ERC, ha marchado de ERC, porque se encontraba sola. Se encontraban soledad y estigmatización. Pero ¿qué haces?, les decían.—

—¿Y la prensa?—

—La prensa ha formado parte de la ley del silencio. O peor. Recordemos que el conde de Godó fue sometido a un proceso judicial en 1995 por corrupción. Dos minutos antes del juicio, el Lobo, nada menos que el Lobo, Mikel Lejarza, espía español, le exonera. Cuando había dicho justamente lo contrario durante el proceso judicial. Había una trama de espionaje ilegal, con la guerra mediática de fondo, entre el grupo Godó y otros. Y este señor, con gente del CESID, con ex-comandantes y el mismo Lobo, montan la consultoría en la calle de Balmes, donde se dedicaban a pinchar teléfonos ilegalmente.—

—¿La corrupción sólo es dentro del capitalismo? Y si es más bien algo de la condición humana?—

—Había una cita y la sacamos, del Aute, que decía precisamente eso: la corrupción no nació con el capitalismo, pero es inherente al capitalismo. Pero, ciertamente, corrupción también había en la Unión Soviética. Y puede ser en una asamblea local del movimiento alternativo. Depende de la condición humana. Esto es así. Pero esta insistencia del poder de resolverlo diciendo que la condición humana es así... Eso ya lo sabíamos. Pero este libro no trata sobre la condición humana. Trata sobre la corrupción política en el ejercicio de las responsabilidades públicas. Y cómo reacciona el poder. Y el poder minimiza, banaliza o justifica. Con la comisión supimos en manos de quien habíamos estado. Y era muy sorprendente la vertiente psicológica. Es que me comparan con el Bárcenas, decían muchos de los que entraban. Minimizar. He robado, pero he robado poco. O los Pujol diciendo que los Botín tenían más. Y es verdad. Botin tenía 300 veces más que Pujol, en Suiza.—

—¿Quienes deberían estar en prisión y no lo están?—

—Yo te digo Rodrigo Rato, por deferencia. Rus debería estar en la cárcel. Bartomeu Muñoz. Prenafeta. Todos estos deberían estar en la cárcel. Pero Álex y yo tenemos un problema.—

—¿Qué?—

—Que somos libertarios y no creemos en la cárcel. Y lo digo en serio. No creo en la cultura punitiva carcelaria. Estoy por la excarcelación de la sociedad. Lo que me parece brutal, clasista y bestial es la justicia de clase. Los pobres siempre entran y no salen nunca. Y los corruptos ricos, no les pasa los mismo. Y cuando entran, el trato privilegiado que reciben es escandaloso. Digas su Ferrocarriles de la Generalidad, digas su Núñez y Navarro, digas su Filesa. No ha habido más de veinte días un corrupto en la cárcel. Millet, trece días.—

—¿Cuales son las otras corrupciones?—

—Cuando el capitalismo se da cuenta que los mecanismos son ilegales, los hace legales. ¿Fraude fiscal? Montamos unas «sicav». En este país tenemos responsables políticos que nos han hecho firmar deudas hasta el año 2018. Y las pagaremos nosotros. Pues eso es legal. Estaciones del metro vacías, que tributan 300 millones al año, y que pagamos nosotros. Legal. El rescate público de bancos privados es legal. Son las otras corrupciones.—

—[À. R.]: O los mecanismos de indultos y amnistías. Son para blindar la corrupción. O la influencia de la fiscalía para demorar los casos y que prescriban.—

—Xavier Vinader (1947-2015), ¿qué papel tiene en el libro?—

—Para Àlex, para mí, y en general para la gente de la Directa es referente. Pero también es verdad que nos dio una mano. Vinader, ya se puede decir, es quien nos da el contrato de Todó, de Caixa Catalunya. Pasa por casa, que tengo un regalito, nos dice. No lo pudimos decir, y ahora que está muerto, sí.—

—Tenemos a los corruptos. ¿Y a los corruptores?—

—Aquí hay teorías muy interesantes. Por ejemplo, Carles Ramió, de administración pública, sostiene que el corruptor es el político. No es el empresario que te dice «si me das la obra, te paso un 3%». No. Quien fija el 3% es Convergencia. Y hay algo muy interesante, que es en el día del 2014. Una delegación vasca se reúne con gente de CDC. Y en esta delegación, los vascos les dicen: «Y esto del caso Pujol, ¿qué?» Respuesta desde CDC: este modelo nos lo pasó al PSOE, a principios del 80. «Haced como nosotros, el 3%», los dijeron en Madrid. Y fueron más allá. Dicen que el PSOE lo había aprendido de los socialistas y demócrata-cristianos alemanes. Y quien se la había contado era Guido Bruner, embajador alemán en Madrid. Nosotros hacemos talleres alternativos, sobre cómo consumir mejor, y la democracia cristiana hace talleres de cómo nos financiamos y como robamos pasta del erario público.—

—¿Qué papel tiene La Caixa?—

—La Caixa colocó cuatro mil millones en preferentes. El fraude más grande que se ha hecho a los ahorradores de este país. Siempre sale Bankia, Laietana, pero nunca La Caixa, que es la que más colocó, desde un paraíso fiscal. Entre 1998 y 2003, La Caixa coloca cuatro mil millones en preferentes.—

—¿Diferencias entre la corrupción de catalanes, valencianos, de las baleares?—

—Haciendo la broma, decimos que en Cataluña la comisión era del 3%, y en Valencia llegó al 20%, en el caso de Zaplana. La Comunidad Valenciana ha sido como un laboratorio. Y el estudio que hace Jordi Muñoz sobre el castigo social a la corrupción ve que el castigo electoral es entre el 3% y el 15% de los votos. Sólo pierden con ello, y con suerte: en las últimas elecciones generales, en la ciudad de Valencia gana el PP. Lo compara con Europa, donde el castigo también es poco. Piensa que hay un momento en las bodas del País Valenciano que los asistentes terminan gritando viva los novios, y viva el PAI [plan de actuación inmobiliaria].—

—¿Referentes de países a imitar?—

—[À. R.] Diana Coromines explica el caso de los países nórdicos, donde hay cultura de control del poder. El aspecto cultural es importante. Pero mira qué dato nos da: la ley de transparencia de Suecia es del 1766. La catalana, de 2014.—

—David Fernández había escrito otros libros periodísticos. Como Un rey golpe a golpe, biografía no autorizada del rey de España. Grandioso. De los primeros que explica que Juan Carlos I estaba detrás del golpe del 23-F, pero no salió como él quería.—

—Yo sólo estuve en documentación. La gran autora, sin embargo, es una mujer gallega, hermana de un preso. La señora Rebeca Quintans. En la captación de documentación sí éramos muchos, pero es esta mujer que lo pilota. Las redacciones de Ardi Beltza colaboramos todas. Pero el 95% de todo es ella. Un libro, por cierto, que cuando enviamos el original por correo, desaparece. Suerte que teníamos copias. Pepe Rey es el editor, y quien dice: «Este libro se debe hacer». Es cierto que corrió el rumor de que Pepe Rey era el autor del libro, y ya estuvo bien, porque así ella quedaba protegida. No nos dedicamos a desmentirlo, no.—

Enlace de la entrevista original en catalán:

http://www.vilaweb.cat/noticies/david-fernandez-moltes-de-les-persones-que-denuncien-la-corrupcio-son-dones/


Enlaces relacionados:

Se presenta el monumental «Atlas de la Corrupción en los Países Catalanes». Vilaweb. Viernes, 18 de noviembre de 2016.

Pequeña historia de la moneda.

Un instrumento para construir la paz.

La moneda y la constitución.

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto