Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Carta abierta a Barack Hussein Obama.

Estimado Señor Presidente Barack Obama:

Usted ha sido elegido en la víspera como el nuevo sucesor a la Casa Blanca en Estados Unidos de América, y su mandato comienza en el año 2009. Mis sinceras felicitaciones Señor Obama. Felicitaciones de todo corazón, Señor Presidente.

Usted será un nuevo mandatario demócrata en esa gran nación del norte del continente americano, y de hecho usted será el primer mandatario de origen afroamericano en su país. Ello muy posiblemente le representará dificultades adicionales, y a la vez probablemente le permitirá llevar adelante orientaciones y posturas novedosas, originales, interesantes, especiales, diferentes en lineamientos a las concebidas e impulsadas por sus antecesores.

Muchísima suerte Señor Presidente en su futura gestión.

En lo personal espero que su mandato se encuentre marcado por la sagacidad y por la inteligencia, y desde el fondo de mi corazón también espero que usted entienda que las cuestiones monetarias están en la base de las grandes reformas estructurales y sociales que conviene se lleven adelante en EEUU y en el mundo entero. El dinero es el más importante instrumento en cuanto a la distribución de recursos se refiere, y por tanto ahí puede estar la clave para la resolución de muchos de los problemas mundiales.

Y en consecuencia, desde lo más íntimo de mi ser también espero que usted pida a sus asesores que estudien en profundidad las posibilidades reales de llevar adelante algunas de las ideas impulsadas desde España por el Centro de Estudios Joan Bardina, en cuanto a lo que se refiere a las monedas telemáticas, en cuanto a lo que se refiere al dinero telemático, al dinero escritural y sin base material específica, o sea en cuanto a lo que se refiere a las especies dinerarias virtuales y escriturales y explicativas, en cuanto a lo que en idioma inglés se conoce como "book-money" o "ebook-money" o "telematic money" o "telematic currency". Obviamente sus asesores y consejeros sin dificultad podrán ubicar interesante información sobre esta materia en los espacios web de la citada institución española; esta documentación se encuentra disponible en inglés y en español, así como también en otros diferentes idiomas, por favor consultar:

http://www.bardina.org y http://www.chalaux.org

Desde mi modesto punto de vista, la moneda telemática está llamada a cumplir un rol preponderante y significativo en nuestra estructura organizacional social, y por tanto mejor será que urgentemente esta cuestión pase a los primeros lugares de la agenda mediática y política.

Por cierto, mi sugerencia no se orienta a que se adopte a tapas cerradas la propuesta original de Agustí Chalaux i de Subirà. El proyecto original de Agustí Chalaux bien podría ser el punto de partida o de arranque, pues seguramente allí habrá detalles que cambiar, pues probablemente allí habrá enfoques que adaptar a circunstancias locales del país de que se trate.

Ah Señor Presidente, me olvidaba, pues también hay otro importante e inquietante asunto, y se trata del uso del dólar en la economía mundial. Esto no es una cosa lógica y coherente, pues en el esquema actual se plantean asimetrías evidentes e irritantes.

Mande a sus asesores a estudiar esta cuestión, por el bien de la humanidad, y por el propio bien de EEUU.

La solución bien podría consistir en la creación de una verdadera moneda internacional, por ejemplo a semejanza o imitación del Proyecto Bancor oportunamente propuesto por el economista John Maynard Keynes.

Piense bien esto Señor Presidente. Si en buena medida es usted quien toma una iniciativa de este tipo, muy probablemente en sus manos también quedarán algunas muy importantes definiciones de los detalles en cuanto al período de transición y en cuanto a la solución final.

Así, si usted lidera este cambio estructural, usted tal vez se encuentre en posición privilegiada para hacer que la transición sea menos traumática para todos. Así, tal vez usted podrá lograr que la transición encuentre más preparado a su propio país.

Piense bien esto Señor Presidente. Total, la moneda internacional no directamente ligada ni a una determinada divisa nacional ni a una determinada cesta de divisas, a la corta o a la larga, es algo que de todas maneras se va a imponer. Por tanto será mejor que usted mismo tome la iniciativa.

Nuevamente le deseo mucha suerte en su gestión de cuatro años como primer mandatario de los Estados Unidos de América. Éste es realmente mi sincero deseo.

Y ya terminando esta nota, le ruego reciba usted Señor Presidente, la expresión de mis mejores y más sinceros sentimientos.

Juan Carlos Anselmi Elissalde.

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto